A pesar del favorable ritmo de vacunación, este es el segundo verano hortalino que las restricciones sanitarias impuestas por la pandemia de la COVID-19, además de dejarnos sin Fiestas de Primavera, van a afectar a la agenda de actividades y eventos a la que normalmente nos tienen acostumbradas las diversas asociaciones y colectivos del distrito en la temporada estival.

En general, estas restricciones –incluidas en la Orden 572/2021, de 7 de mayo, de la Consejería de Sanidad, por la que se establecen medidas preventivas para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19 una vez finalizada la prórroga del estado de alarma– suponen limitaciones de aforo y la instauración de una serie de medidas que garanticen la celebración de eventos culturales seguros.

Este es el caso de Las Noches del Huerto de Manoteras, donde todos los viernes el vecindario puede disfrutar de actuaciones al aire libre, o la Muestra de Arte de Calle –cuya cita este año se ha retrasado hasta el sábado 3 de julio– y Los Veranos de la Plaza que organiza el Espacio Danos Tiempo en los Jardines Josefa Arquero Hernández.

Las Noches del Huerto, la Muestra de Arte de Calle, Los Veranos de la Plaza de Danos Tiempo o el cine de verano de La Unión de Hortaleza nutren la agenda hortalina

También podrá disfrutarse de un cine de verano con películas infantiles y familiares todos los viernes a partir del 16 julio en la explanada frente a la asociación vecinal La Unión de Hortaleza, que mantiene la ludoteca Bambancín de 9.00 a 17.00 horas desde el 23 de junio hasta el inicio del periodo escolar en septiembre.

En Sanchinarro, han vuelto en junio y julio los domingos sobre ruedas en la calle Princesa de Éboli –que se cierra al tráfico para poder patinar– y el pasado 13 de junio se realizó de nuevo el mercadillo vecinal en la calle Príncipe Carlos, que se celebra todos los segundos domingos de mes, salvo en julio, agosto y septiembre.

SIN FIESTAS VECINALES

Sin embargo, en algunos casos han tenido como consecuencia su cancelación como ha ocurrido con las Fiestas de Juan y Juana que realiza La Unión de Hortaleza; las fiestas de los barrios organizadas por las asociaciones de vecinos de Las Cárcavas, Sanchinarro y Valdebebas, o las centenarias Fiestas de la Virgen de la Soledad, que en septiembre celebra la asociación Pueblo de Hortaleza.

Las razones que aduce la Junta Municipal de Hortaleza para la denegación del permiso de estas celebraciones típicas del verano hortalino es que la normativa sanitaria de la Comunidad de Madrid prohíbe la realización de fiestas. Sin embargo, lo que indica exactamente la citada orden es que “Las fiestas, verbenas y otros eventos populares podrán, en su caso, autorizarse por la autoridad sanitaria siempre que la evolución de la situación epidemiológica así lo permita, quedando entretanto suspendidas”.

Por lo que, teniendo en cuenta los últimos datos de incidencia acumulada del distrito –que están por debajo de 65 casos por cada 100.000 habitantes–, bien podría haberse concedido permiso para su realización con las medidas de seguridad sanitaria que se están tomando en otros eventos donde se demuestra que se puede disfrutar de una cultura segura.

(Visited 203 times, 1 visits today)