Esta semana puede ser histórica para nuestro distrito. Al menos, para su nombre. Desde el lunes 13 de febrero hasta el domingo 20, el vecindario de Hortaleza está llamado a las urnas (virtuales y físicas) para decidir si Hortaleza incorpora Canillas a su denominación oficial. Una demanda que en los últimos años se ha extendido en el barrio en el que se transformó el único municipio anexionado a Madrid que todavía no figura en el mapa de los distritos de la capital, y que enarbola la asociación vecinal de Canillas.

Con el lema “Vota sí, vota no. Haz historia. Decide Madrid”, la primera votación ciudadana impulsada por el Ayuntamiento de Madrid permitirá esta semana que los madrileños y madrileñas decidan el futuro de la Plaza de España y de la Gran Vía, y que se pronuncien ante iniciativas como la creación de un billete único para el transporte público o medidas para que la ciudad sea «100% sostenible».

Además, los distritos de Madrid han presentado sus propias consultas. En Hortaleza también podremos revocar (si el vecindario quiere) la decisión de la exalcaldesa Ana Botella de rebautizar el parque forestal de Valdebebas con el nombre del rey Felipe VI.

Todos los empadronados y empadronadas en Madrid pueden participar en la consulta a través de la web decide.madrid.es y también en las urnas que se han repartido por todos los distritos de la ciudad. En Hortaleza, se puede votar presencialmente, de lunes a viernes hasta las 19 horas, en la Junta Municipal de Distrito (Carretera de Canillas, 2) y en el Centro Deportivo Municipal Hortaleza (Carretera de la Estación de Hortaleza, 11). Y el sábado y domingo también en el Centro Comercial Gran Vía de Hortaleza, en el Centro Cultural Sanchinarro, en el Hipercor de Campo de las Naciones y Centro Deportivo Municipal de Hortaleza.

UNA DEUDA HISTÓRICA

Aunque muchos vecinos y vecinas lo ignoran, Hortaleza y Canillas fueron dos pueblos que nacieron en la Edad Media fundados en las dos riberas de un antiguo arroyo que atravesaba la actual Gran Vía de Hortaleza. Con el tiempo, ambas poblaciones se distanciaron físicamente, ascendiendo a las lomas donde se asentaron definitivamente, pero su historia siguió discurriendo en paralelo durante siglos. Incluso su final como municipios independientes acontenció con apenas unos días de diferencia.

En 17 de agosto de 1959, el gobierno franquistá decretó la «anexión total» de Canillas a Madrid, y el 22 de agosto, la de Hortaleza. La misma suerte corrieron otros 13 municipios de las afueras de la capital. Aravaca, Barajas, Canillejas, Chamartín de la Rosa, Fuencarral, El Pardo, Vallecas, Vicálvaro, Villaverde, Carabanchel Alto y Carabanchel Bajo perdieron su independencia, pero hoy figuran en el mapa administrativo de Madrid dando nombre a un distrito (en ocasiones de forma compartida, como Fuencarral-El Pardo). Todo salvo Canillas.

En diciembre de 2015, el PSOE llevó al Pleno de Hortaleza la propuesta de renombrar el distrito como Hortaleza-Canillas para subsanar «el olvido histórico que ha relegado a Canillas» y de esta forma recordar «a los dos municipios que tuvieron su Ayuntamiento propio en este distrito». Sin embargo, la proposición no prosperó al encontrarse el rechazo del Partido Popular y la abstención de Ciudadanos y Ahora Madrid.

El portavoz adjunto de esta formación en el distrito, Rufo Gómez, aseguró que su grupo estaba «totalmente de acuerdo» con la propuesta socialista, pero reclamó «un proceso de consulta entre el vecindario» para legitimar el cambio de nombre del distrito. En aquel debate, Gómez ya aventuró que este asunto acabaría dirimiéndose a través de la web Decide Madrid donde el Ayuntamiento recoge iniciativas ciudadanas para someterlas a votación.

JAQUE AL REY

La votación ciudadana del Ayuntamiento también permitirá a la población de Hortaleza pronunciarse sobre una decisión polémica de la antigua alcaldesa Ana Botella. En 2014, la exregidora del PP anunció que bautizaría el Parque Forestal de Valdebebas, entonces pendiente de inauguración, con el nombre del nuevo monarcar Felipe VI, lo que soliviantó a buena parte del vecindario de Las Cárcavas, que luchó durante décadas por convertir las antiguas escombreras ilegales que rodeaban el barrio en lo que pretendía ser la segunda Casa de Campo de la ciudad.

Las protestas vecinales no lograron revocar la decisión de Botella, que salió adelante gracias a la mayoría absoluta de los populares en el Ayuntamiento, pero disuadieron a la entonces alcaldesa de acudir al parque para inaugurarlo. El día de la apertura de esta gran zona verde, un grupo de vecinos y vecinas colocó una pancarta sobre el nombre de Felipe VI para reivindicar su denominación original.

Vecinos y vecinas colocan un cartel sobre el nombre de Felipe VI el día de la inauguración del parque, en 2015

(Visited 1.707 times, 1 visits today)

Comparte este/a entrada