Daniel Díaz

Puedes

Un amor que nació espontaneo y ningún dios inventado podrá jamás amordazarlo, ni habrá ley regresiva capaz de cambiar la cadencia de sus latidos

Leer Más

Pin It on Pinterest