Daniel Díaz

Mi otro yo

El taxista en cuestión se llamaba Daniel. Y el caso es que, observándolo a través del espejo (desde el asiento trasero), me dio por pensar que era yo quien conducía llevándome a mí mismo a casa

Leer Más

Ciudad burbuja

No hay control sobre los precios, no hay posibilidad de arraigo, de pertenencia a una zona o un entorno. Poco a poco, euro a euro, nos están echando del mapa

Leer Más

Puedes

Un amor que nació espontaneo y ningún dios inventado podrá jamás amordazarlo, ni habrá ley regresiva capaz de cambiar la cadencia de sus latidos

Leer Más

Pin It on Pinterest