Después de un intenso año de movilización, la histórica asociación Amejhor, que trabaja desde los años 70 con los jóvenes y menores de la UVA de Hortaleza, ha logrado salvarse tras alcanzar un acuerdo in extremis con la Agencia de Vivienda Social (antiguo IVIMA) que asegura la continuidad de su proyecto educativo.

El organismo de la vivienda pública de la Comunidad de Madrid había lanzado un ultimátum a Amejhor que comprometía su trabajo con 30 niños y niñas y ponía en peligro la actividad de la asociación: su local de la UVA de Hortaleza tenía que ser derribado para avanzar la remodelación del barrio.

Sin embargo, un día antes de la fecha límite, Amejhor conseguía la cesión de un nuevo espacio en la UVA, adaptado a su actividad con los menores y en unas condiciones económicas asumibles para un colectivo donde el trabajo de sus monitores es voluntario. Justo lo que la asociación venía reclamando desde hacía meses, pero le negaba el organismo dependiente del gobierno de Cristina Cifuentes (PP).

Derribo anunciado

Tras la mudanza en febrero de un centenar de familias de la UVA a las nuevas torres de realojo, el IVIMA procedió a derribar los bloques de este barrio de infraviviendas que habían quedado desocupados. Uno de ellos, el situado en la plaza del barrio, alojaba a Amejhor desde los años 80 y era la sede de los talleres por los que han pasado varias generaciones de niños y niñas de esta zona del distrito.

Asediado por las excavadoras, el IVIMA ofrecía a la asociación trasladarse a un local que requería una inversión de 20.000 euros en reformas. Una alternativa inviable económicamente y que suponía suspender indefinidamente la actividad con los niños.

Apoyo vecinal

Ante el inminente derribo, los monitores de Amejhor interpelaron directamente a Cristina Cifuentes a través de las redes sociales. La presión vecinal y el apoyo de todos los partidos políticos del distrito amplificaron la demanda de la asociación hasta lograr que el consejero regional de Infraestructuras, Transportes y Vivienda, Pedro Rollán, visitara la entidad el pasado 8 de marzo con una nueva propuesta bajo el brazo: la cesión del antiguo local de la asociación Mis Mujeres, ubicado también en la UVA de Hortaleza, un espacio adaptado para los talleres de Amejhor con los menores del barrio y donde continuará su actividad este mes de abril.

Porque el local de la plaza de Alcaudete fue definitivamente derribado el pasado 21 de marzo. “Seguimos en la UVA, y felices, pero cómo duele ver esto”, resumía una de las voluntarias de la asociación al contemplar como el oasis de los niños y niñas de la UVA quedaba reducido a escombros.

(Visited 308 times, 1 visits today)

Comparte este/a entrada