Cubo y fregona en mano, decenas de vecinos de la UVA de Hortaleza formaban, por segunda vez esta semana, una larga cola a primera hora de la mañana frente a las verjas de acceso a la torre cuyas viviendas van a convertirse en su nuevo hogar.

«Hoy, nos dejan entrar, por fin, para ver los pisos, limpiarlos y tomar medidas para los muebles», nos cuenta María Fuensanta González, que recuerda muy bien el día que vino con sus padres a vivir a la UVA, hace justo 51 años: «Yo tenía 9 años cuando nos trasladamos desde La Elipa, donde nos expropiaron dos casas para construir el Pirulí. Me acuerdo perfectamente de que estaba nevando y hacía mucho frío y, cuando llegamos aquí, vimos que los techos eran de paja, imagínate».

Fuentes del IVIMA aseguran que mañana, 14 de enero, empiezan las mudanzas por el Bloque 14, cuyas casas serán desocupadas y sus bienes trasladados en camiones facilitados por dicho organismo, salvo para las 15 familias, entre todos los bloques, que, por el tipo de contrato, no tienen derecho a ello y habrán de buscarse los medios para transportar sus pertenencias. A razón de siete mudanzas por día de lunes a jueves y cinco los viernes, esperan haber terminado con los realojos, que acumulan un retraso de tres años, el próximo 8 de febrero.

Respecto al destino que se tiene reservado para los bloques, el IVIMA confirma que la idea es tirarlos según se vayan desocupando: «Tardamos dos o tres días en desocupar cada bloque y queremos tirarlos de inmediato. Salvo las casas que estén oKupadas, claro, para las que habrá que esperar a una orden judicial». Pero lo que no se sabe es cuál va a ser el futuro de las asociaciones que tienen sus centros en los bloques, como AMEJHOR, y que constituyen, junto con la iglesia y el club de mayores, la infraestructura social del barrio.

Realojos UVA 2Vecinas de la UVA, preparadas esta mañana para entrar en sus nuevos pisos. Foto Sandra Blanco

(Visited 2.688 times, 1 visits today)

Comparte este/a entrada