Bajo un sol ardiente, que pudo ser en parte mitigado con la colocación de carpas, el candidato de Podemos a la Comunidad de Madrid, José Manuel López, protagonizó un acto de campaña en su barrio este pasado sábado en el parque Isabel Clara Eugenia de Hortaleza, donde estuvo acompañado por la ‘número dos’ de su lista a la Asamblea de Madrid, Lorena Ruiz, y Mariana Arce, candidata a concejal por la lista de Ahora Madrid al Ayuntamiento de la capital. El acto empezó con un poco de retraso porque José Manuel se enredó hablando con los vecinos que habían acudido a escucharle.

Marcos Manzanero, miembro del círculo de Podemos Hortaleza, abrió el acto y presentó a los candidatos resaltando también a las asociaciones del distrito que, con su lucha constante, habían conseguido frenar muchos de los ‘despropósitos’ que al Partido Popular se le habían ocurrido en sus muchos años de desgobierno de nuestra capital. Animó, además, a los asistentes a acercarse a los círculos para compartir sus anhelos y presentar iniciativas.

Mariana Arce recordó que Podemos se presenta a la alcaldía de Madrid en la coalición de unidad popular Ahora Madrid, habló del proyecto Invisibles y de las muchas promesas incumplidas por el Ayuntamiento. Explicó la urgencia de resolver los realojos de la UVA y el Poblado de Canillas, y de los proyectos aprobados por consenso pero nunca presupuestados de la Casa de las Mujeres y el Centro Cívico de Manoteras. También se refirió a los nuevos desarrollos de Sanchinarro y Valdebebas y a su falta de los servicios más esenciales.

Madrid y el «modelo clientelar basado en el ladrillo y el pelotazo»

Cuando le llegó el turno a Lorena Ruiz, esta abogada habló de la Ciudad de la Justicia, que significará que la Comunidad de Madrid pague «40 millones al año a Villar Mir durante 30 años» mientras que los juzgados están faltos de jueces, fiscales o medios informáticos, del interés de la derecha por no dotar con recursos a la justicia para conseguir demoras en juicios y prescripciones de delitos.

Explicó que la corrupción es la otra cara de los recortes e hizo referencia a los 700.000 puestos de trabajo destruidos desde el inicio de la crisis indicando que la corrupción es también «poner las instituciones al servicio de una minoría». Tampoco se olvidó de los técnicos de Telefónica en huelga por sus pésimas condiciones laborales mientras que los beneficios de esta empresa ascendieron a 700 millones de euros el año pasado.

Para Lorena, el problema de Madrid es que lleva 25 años gobernado por el PP en alianza con las grandes empresas, creando un «modelo clientelar basado en el ladrillo y el pelotazo». Se refirió, así mismo, a la incongruencia de gastar 3.500 millones en radiales y reducir el personal de educación, o que después de construir ocho hospitales, se hayan disminuido las camas en la Comunidad de Madrid.

Sobre las propuestas de Podemos explicó la ‘ley de paredes de cristal’, que consistirá en un sistema que permitirá a todos los ciudadanos estar al corriente de la declaración anual de los bienes de los políticos, la explicación de decisiones institucionales, los presupuestos para las diferentes consejerías, las agendas de los cargos públicos, la evaluación de los diferentes proyectos o los gastos de representación. El acceso a esta información se hará de manera que resulte fácil para los ciudadanos y que la información esté bien organizada y sea fácil de entender.

También se harán cambios en la contratación pública, de manera que los plazos sean más amplios para dar cabida a la presentación de proyectos de PYMES y la documentación presentada por las diferentes empresas sea también pública. Se prohibirán, además, las puertas giratorias y la simultaneidad de empleos para los cargos públicos. Se reducirá el número de estos y se aumentará la contratación de funcionarios por oposición (sanidad, educación, inspectores de hacienda y trabajo). Los cargos públicos serán revocables para que, ante un incumplimiento de contrato (incumplimiento del programa electoral), estos cargos puedan ser cesados. Se quiere crear también un escaño 130 para uso de la ciudadanía y se quiere reformar el sistema participativo, de manera que se agilicen los mecanismos de contacto entre instituciones y ciudadanos.

La corrupción como problema político

José Manuel López, por su parte, hizo hincapié en el movimiento 15-M y su significado en la nueva política; de lo importante que fue estar indignado y de la necesidad de que ahora se hagan propuestas. Habló de los modelos de ciudad del PP y del hecho de que Madrid sea la tercera ciudad del mundo, después de Los Ángeles y Singapur en kilómetros de autopistas por habitante.

Explicó también los 700 millones que han costado seis hospitales en la Comunidad de Madrid por los que, sin embargo, el Gobierno regional pagará 3.500 millones; de los 40 millones que costó el auditorio del parque Juan Carlos I que lleva desde el 2008 cerrado; de los industriales de esta Comunidad que han perdido un 30% de su producción mientras se ha dedicado un millón y medio a construir colegios privados y concertados; del coste de las tres candidaturas olímpicas, que han supuesto 700 millones en gastos a la ciudad de Madrid; de los 8.000 millones que se han perdido en proyectos fraudulentos; de los dos millones que está costando la campaña electoral del PP frente a los 350.000 euros que está gastando Podemos en esa misma campaña, a través de microcréditos o de los 23.500 millones que se le han inyectado a Bankia.

El candidato de Podemos a la Comunidad de Madrid se refirió a la corrupción como problema político, en el sentido de que supone paro, menos colegios públicos, menos camas en los hospitales y constató que hay que redirigir el dinero, sin necesidad de hacer nuevos recortes. Las universidades han reconocido que no hay un programa en este sentido para la región y Podemos quiere crear una red de innovación media dirigida al pequeño comercio y otras PYMES.

La Comunidad Europea va a multar a la ciudad de Madrid por exceso de contaminación ambiental con 500 millones. Podemos tiene propuestas para crear cubiertas vegetales que absorban el CO2 y cambiar el modelo de movilidad de la ciudad. Hay también propuestas para dotar de paneles solares los edificios residenciales, para traer de nuevo a España a los productores de estos paneles o para poner en pie una fábrica de luminarias led. También se quieren rehabilitar edificios para hacerlos más eficaces energéticamente. Con estas propuestas se pretende disminuir el paro, generar industria y mejorar la vida de las familias.

Además, el IVIMA podría hacerse cargo del alquiler de las 265.000 viviendas vacías que hay en Madrid, creando alquileres sociales, facilitando a los propietarios el alquiler y bonificándolos en el pago de impuestos. Por el contrario, para los que eligieran mantener las viviendas vacías, se crearía un impuesto adicional. Así se evitarían posibles burbujas inmobiliarias en un futuro.

Se quiere mejorar el sistema tributario para que sea más equitativo, de manera que las grandes fortunas no se beneficien de la retirada en Madrid del impuesto de patrimonios y los padres que decidan llevar a sus hijos a colegios privados o concertados no tengan, por esa razón, desgravaciones fiscales. También se pretende lanzar un plan de ayuda a la innovación utilizando para este fin los excedentes del Canal de Isabel II. Para terminar con las propuestas, se refirió a la necesidad de acabar con las derivaciones a hospitales privados. Terminó reivindicando el uso de las plazas, las discusiones políticas y la necesidad de hacer el cambio entre todos.

(Visited 293 times, 1 visits today)

Comparte este/a entrada