En diciembre de 2018, la UVA de Hortaleza volvió a transformarse en un plató de cine. De manera discreta, los lugares más característicos del barrio fueron convertidos en extraños elementos del mundo de poder y represión que invaden Punk, Sintes, Flamenko, videoclip-cortometraje dirigido por el rapero de Moratalaz Ramsés Gallego ‘El Coleta’.

En la película, de fuerte contenido social e insólito ambiente de ciencia ficción, prevalece lo indeseable frente a lo utópico: “Elegí el barrio de la UVA de Hortaleza -nos indica El Coleta- por su arquitectura, las viviendas construidas me venían muy bien para representar un tipo de dictadura distópica”.

La UVA resulta el escenario ideal para transmitir imágenes y palabras que sirvan de grito contra al fascismo. “Es difícil encontrar en otros lugares de Madrid bloques como los de la UVA, y además cualquier día los van a acabar derribando y estaba bien inmortalizarlos”, aclara el director.

A textos donde se habla de “caudillo”, “delitos graves de rebelión” o “antipatriotas”; o imágenes como la del mismísimo Millán Astray, creador de la Legión, dictando órdenes, le siguen secuencias entre los bloques y escaleras de la UVA, o entre sus verjas, o frente a una torre-campanario -hoy emblemático icono- que sirvió para vigilar los movimientos de un vecindario que creció olvidado y desatendido y que lleva más de 50 años esperando a que, por fin, se complete su realojamiento.

La UVA de Hortaleza es la muestra en pie más vergonzante del fracaso del franquismo, de la Transición y de las últimas décadas de políticas de vivienda social se supone que democráticas. Cabe esperar que algún trozo de su impactante figura no sea derribada nunca para que jamás vuelva a repetirse algo similar; pero ojo, como siempre, a las sorpresivas piquetas (o sorpresivos políticos).

Fotograma del corto ‘Punk, sintes y flamenko’ de El Coleta rodado en la UVA

ESTRELLAS DEL CINE QUINQUI

Punk, Sintes, Flamenko, se está exhibiendo con gran éxito los miércoles por la noche en la sala Renoir Princesa de la plaza de España. El corto sirve de antesala a la proyección del largometraje Quinqui Stars, dirigido por el vallecano Juan Vicente Córdoba y protagonizado por El Coleta, una brillante mezcla de documental y ficción donde se rinde homenaje a un género, de nuevo de moda, que logró hacerse un importante hueco en las preferencias del cine español de finales de los años setenta y primeros ochenta.

Quinqui Stars homenajea a actores como El Vaquilla, El Pirri, El Torete, El Jaro o a José Luis Manzano; a directores como José Antonio de la Loma o Eloy de la Iglesia; o a películas como Perros callejeros (1977), Navajeros (1980), Deprisa, deprisa (1981), Colegas (1982), El pico (1983) o Yo, El Vaquilla (1985); pero también a jóvenes de ahora críticos con el sistema que se valen del rap y el trap como medio de expresión, como Bea Pelea, La Blondie, IRA rap o el propio Coleta.

Estos pueden ser considerados los nuevos quinquis de barrio. El paralelismo entre ambas generaciones es utilizado con ingenio para revisar cuestiones sociales tan determinantes como el paro, la crispación política, el papel de la mujer y el feminismo, la vivienda y los desahucios y hasta el procés catalán. En medio, a modo de goznes, los valiosos testimonios, con frecuencia cargados de humor, de protagonistas del cine quinqui de antaño como José Sacristán, Daniel Guzmán y Quique San Francisco.

Ambas películas, más posibles sorpresas que suelen preparar el director o los actores, se pueden ver los miércoles a las 22:00 horas al reducido precio de cuatro euros si se sacan las entradas con antelación en la web de los cines Renoir Princesa.