Hortaleza Periódico Vecinal

Un equipo de limpieza y concienciación para regenerar espacios abandonados

La asociación El Olivar pone en marcha, mediante los Fondos de Reequilibrio Territorial, un proyecto para la formación en el empleo cuyas actuaciones en zonas degradadas del barrio están teniendo gran acogida y apoyo del vecindario


 Última hora

Un equipo de limpieza y concienciación para regenerar espacios abandonados

Foto Sandra Blanco

Un equipo de limpieza y concienciación para regenerar espacios abandonados
marzo 07
09:57 2018

Causan sorpresa y, sin duda, simpatía. Los vecinos “nos dicen que qué bien”, comenta Pili con tono de asombro y satisfacción. No es de extrañar, son vecinos que “en 50 años” nunca vieron asomar servicio alguno de limpieza. Las pruebas lo certifican: “Rastrillabas y no veías fin. Hemos sacado bolsas de 1994, el año en que yo nací, ¡bolsas en pesetas!”.

Ella es una de las siete personas que se han integrado en el equipo de actuación distrital para una de las acciones de formación para el empleo del Ayuntamiento. Se trata de un grupo heterogéneo en edad pero homogéneo en situaciones vitales. Visten chalecos reflectantes amarillos a cuya espalda se puede leer “Madrid de igual a igual” y las siglas FRT, todavía poco conocidas, del Fondo de Reequilibrio Territorial, el proyecto de equidad en los barrios que comenzó en 2016.

TRABAJO EN EL BARRIO

La encargada de llevar a cabo esta acción en Hortaleza es El Olivar, una de las asociaciones veteranas del distrito que comenzó su labor el 15 de mayo de 1989 ofreciendo “un recurso residencial y espacio de prevención y reinserción social para jóvenes sin hogar”.

Sin embargo, la idea de “un servicio de limpieza y concienciación social”, según comenta Belén Álvarez, presidenta de la asociación, era una labor totalmente nueva. “Nos llamó el Ayuntamiento y casi nos da un infarto, pero era una oportunidad: gente del barrio para arreglar el barrio”.

El equipo de actuación distrital Hortaleza, en faena / Foto Sandra Blanco

Mientras Marta (acompañamiento) y Sara (contabilidad), siguen centradas en su tarea en el número 21 de la calle Mar Amarillo, sede de El Olivar, Belén explica que la acción de formación para el empleo se realiza también en el distrito de Ciudad Lineal, conjuntamente con la asociación Jara Barró. Se han seleccionado “personas con situaciones vitales difíciles a las que cuesta encontrar trabajo y necesitan apoyo”, un proceso de selección en el que “te quedas con la gente más vulnerable”.

El proyecto comenzó en septiembre de 2017 tanto en Hortaleza como en Ciudad Lineal para seis meses. Pese a las dificultades iniciales, la satisfacción en El Olivar es evidente. El equipo distrital está muy motivado y “recibe mucho refuerzo por parte de la gente”. De hecho, comenta Belén, si alguno cae enfermo, no deja de acudir cada mañana a las ocho “aunque le digas ten cuidado, quédate en casa”.

El refuerzo vecinal nos lo confirma Pili, para quien este es su primer trabajo. “Unos chicos de 30 años nos dijeron: “¡Jolín, qué cambio estáis dando al barrio!”. El proyecto tiene una parte educativa y de concienciación que nos muestra la presidenta de El Olivar mediante fotografías. Crearon unos carteles con el mensaje “Este no es mi sitio” para marcar “colillas y cacas de perro”. También pusieron en marcha la campaña “No conviertas Hortaleza en un cenicero” y otra en la que “se entregó un paquetito con cinco bolsas de basura”.

La comunicación con el vecindario es importante. La carta de presentación del equipo de actuación distrital Hortaleza la publicó la asociación Vecinal de Manoteras cuando comenzaron a trabajar en esta zona y llegaban preguntas de quiénes eran o, como comentaba Pili, “si estamos contratados o hacemos servicios sociales”.

MÁS EN 2018

La experiencia no finaliza con la limpieza y Pili cuenta con entusiasmo que se van formar en albañilería y pintura pero le “entristece que no es de por vida”. Sin embargo, el Ayuntamiento ha anunciado la continuidad del proyecto durante 2018 en 13 distritos de la ciudad con una inversión de 2,2 millones de euros.

El riesgo era importante ya que la propia Manuela Carmena avisó en la presentación del Fondo de Reequilibrio Territorial que “estas políticas tienen que dar resultado y, si no lo dan, las cambiamos”. La medición de ese funcionamiento, como la propia edil reconoce, se encuentra en la dificultad de establecer indicadores para “medir la percepción personal de la desigualdad” y de “cómo valorar la esperanza”.

Quizá las palabras de Pili con dos hijos y un marido enfermo y sin trabajo sea un indicador. Afortunadamente, la renovación firmada a mediados de 2018 es indicativa de los buenos resultados.

El Fondo de Reequilibrio Territorial utiliza para la distribución presupuestaria de los 21 distritos de Madrid una herramienta creada por la Universidad Carlos III. En su presentación, Nacho Murgui, concejal delegado de Coordinación Territorial y Asociaciones, explicó la finalidad de los FRT: “Redistribuimos renta y recursos materiales que redundan en zonas más vulnerables de la ciudad en forma de equipamientos, en forma de mejor acceso a la cultura, en forma de mejor acceso al empleo y mejor acceso a un medio urbano digno”.

Foto Sandra Blanco

 

(Visited 585 times, 1 visits today)

Acerca del autor

Juan Cruz

Juan Cruz

Artículos relacionados

0 Comentarios

Sin comentarios aún

Por ahora no hay comentarios, ¿quieres añadir uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Ya disponible nuestro nuevo número

Ya disponible nuestro nuevo número

Síguenos en las redes sociales



x Shield Logo
Este sitio es protegido por
The Shield →