Este verano se prevé que comiencen las esperadas obras de mejora y acondicionamiento de la agrupación deportiva Oña-Sanchinarro, cuyo proyecto para instalar césped artificial en su campo fue el ganador en Hortaleza de la primera edición de los presupuestos participativos en el año 2016 con casi un millar de votos y una partida inicial de 1,8 millones de euros.

Sin embargo, las diversas modificaciones del proyecto, con reubicación de la parcela para el futuro campo de fútbol incluida, así como las trabas administrativas para aprobar los presupuestos, han demorado el inicio de las obras todo este tiempo, que además han elevado su presupuesto hasta los tres millones de euros.

ZONA POLIDEPORTIVA

Finalmente, parece que las máquinas que efectuarán el movimiento de tierras comenzarán su labor entre agosto y septiembre. El plan contempla diversas fases de obras para la mejora de las instalaciones del complejo.

La primera fase consiste, principalmente, en la reubicación del actual campo de tierra de fútbol once a una parcela de terreno que linda con la avenida de Francisco Pi y Margall y que contará con hierba artificial. Asimismo, se levantarán unos pequeños vestuarios y una zona de cafetería, entre otras mejoras.

Plano del futuro campo de fútbol de césped

En una segunda fase, está previsto que se levante en los próximos años una zona polideportiva en las instalaciones donde se ubica el actual campo de fútbol de tierra. El presupuesto total para completar ambas fases de obras podría superar los 7,5 millones de euros, según fuentes consultadas en su momento a la Junta de Hortaleza.

Al respecto, Pedro “Perico” Hernández, presidente del Oña Sanchinarro, se muestra totalmente “ilusionado por el inicio de las obras”, tras meses de larga espera para los cerca de 400 miembros que componen la agrupación. “Ahora que parece que las obras están a punto de iniciarse vemos más cerca y real el proyecto”, añade el presidente de la asociación deportiva.

VIEJA REIVINDICACIÓN

La pelea de los vecinos por añadir mejoras a las instalaciones deportivas del barrio de Sanchinarro viene de lejos. En este sentido, las novedades que adaptará el Oña-Sanchinarro parten de una iniciativa conjunta nacida en 2016, según explica Carlos Sanz, presidente de la asociación vecinal de Sanchinarro.

“Llevamos años luchando para que Sanchinarro tenga más y mejores equipamientos, al margen de quien los gestione. La paternidad del proyecto es conjunta entre la A.D. Oña-Sanchinarro, la asociación Virgen del Cortijo y nosotros”, aclara. “Solo si estamos unidos conseguiremos mejoras y que el futuro polideportivo sea una realidad”, añade.

(Visited 1.202 times, 1 visits today)

Comparte este/a entrada