Quizá aún no lo sepan, pero el barrio de Hortaleza puede presumir de contar con uno de los clubes de rugby más grandes a nivel nacional en lo que a fichas se refiere. El XV Hortaleza ya contaba con equipos en todas las categorías de competición oficial hasta que, no hace mucho, surgió una novedad.

De pronto, un grupo de madres de jugadores y jugadoras de las categorías inferiores tomaron el campo los viernes por la tarde, ¿con un balón de rugby? Pues sí, el XV Hortaleza ya cuenta con su propio equipo de mamás. Se hacen llamar las ‘khaleesis’ porque, en un guiño a la serie Juego de tronos, ellas son las madres de los dragones, como son conocidos los jugadores del club.

Detalle de la equipación del equipo / Foto Sandra Blanco

Como cuentan ellas mismas, la idea surgió de Mentxu, una de las madres, que, tras ir a un torneo de sus hijos en Valladolid, coincidió con algunas mamás de la ciudad castellana, una de las capitales españolas del rugby, que ya llevaban un tiempo jugando. A Mentxu le dio envidia y quiso jugar ella también. De vuelta a Madrid, se lo comentó a otras madres y rápidamente se pusieron a ello.

Tras poco más de un año entrenando, la sensación es de plena satisfacción, y no solo por el aspecto deportivo. “Algo que nos ha convencido es el hecho de volver a tener un grupo de chicas cuando ya tienes tu vida organizada, es lo mejor del mundo”, señala una de ellas.

EQUIPO EN CRECIMIENTO

Su entrenador, Daniel del Olmo, se muestra orgulloso del grupo formado, que empezó con bastantes menos jugadoras de las que son ahora: “Al inicio, contábamos solo con seis madres y una iniciativa de la que no sabíamos muy bien cuánto duraría. Un año después, tenemos un equipo consolidado que cuenta con 17 jugadoras”.

Al principio de esta aventura, la mayoría de ellas llevaba mucho tiempo sin hacer deporte e incluso había quien no lo había hecho nunca. Con todo, “es un equipo con ilusión y gran capacidad de trabajo”, indica el entrenador. “Han ido paso a paso, aprendiendo y mejorando a nivel físico y de juego, construyendo un equipo muy integrado, que se esfuerza y supera semana a semana”.

Tras un tiempo entrenando, el gusanillo de la competición empieza a picar. “El factor competición va adquiriendo más presencia en los entrenamientos, acelerando la evolución de un equipo que ya demanda jugar amistosos”, explica Daniel.

El XV Hortaleza cuenta con un equipo sénior femenino fuerte, que encadena tres temporadas en la División de Honor del rugby español, que las madres toman como referente. Quién sabe si podrá llegar a competir en la Liga Promoción. De momento, esfuerzo e ilusión tienen de sobra.

Las ‘khaleesis’, durante un entrenamiento / Foto Sandra Blanco

(Visited 2.884 times, 1 visits today)

Comparte este/a entrada