Cuatro colegios públicos de Hortaleza se suman este viernes 9 de abril a las convocatorias de la Revuelta Escolar, el movimiento que reclama entornos seguros con menos coches alrededor de los centros educativos. Si la lluvia lo permite, alumnado y familias de los coles Juan Zaragüeta, Ramón Pérez de Ayala, Garcilaso de la Vega y Luis Cernuda tomarán la calle con actividades lúdicas para exigir la pacificación del tráfico. En toda la ciudad de Madrid se han convocado 24 concentraciones escolares.

El movimiento Revuelta Escolar surgió en Barcelona y llegó a la capital el pasado mes de marzo. El primer colegio de Hortaleza en sumarse a la protesta fue el Juan Zaragüeta. Este centro es un ejemplo paradigmático del asedio del tráfico a los centros educativos. Rodeado por la M-40, edificios de oficinas y una hormigonera que provoca un constante trasiego de camiones de gran tonelaje, el único flanco que quedaba libre de coches se llenó el pasado verano de vehículos de los empleados de Iberdrola: el Ayuntamiento autorizó a la multinacional crear un parking privado en la parcela municipal colindante al colegio.

Este viernes, el AMPA del Juan Zaragüeta cortará el tráfico de la calle Tomás Redondo a las 14 horas y de la Vía de los Poblados a las 15.15 horas para extender sobre el asfalto alfombras verdes, en las que instalarán pupitres donde los escolares pintarán señales para reducir la velocidad del tráfico a 20 kilómetros por hora. También pondrán música, y sacarán balones y combas para simular la zona de juegos frente al colegio que las familias reclaman desde hace años.

UN EMBUDO DE COCHES

Los tres centros educativos del barrio de Villa Rosa también repiten en la Revuelta Escolar. Los colegios Ramón Pérez de Ayala y Garcilaso de la Vega, así como la escuela infantil La Almudena, comparten entrada en el fondo de saco de la calle Motilla Palancar, y llevan meses reclamando al Ayuntamiento que corte el tráfico en las horas de acceso y salida para evitar aglomeraciones en este embudo que los escolares comparten con los coches. Este viernes, las AMPAs de los tres centros peatonalizarán a las 15 horas este tramo de la calle Motilla del Palancar para crear un espacio lúdico donde también sonará música y habrá combas y patinetes para los pequeños estudiantes.

El colegio público Luis Cernuda se suma por primera vez a la Revuelta Escolar. Este centro de Canillas reivindicará una propuesta elaborada por su comunidad educativa para crear un entorno seguro junto al colegio que ya ha remitido al Ayuntamiento de Madrid, y acondicionará a las 16 horas una zona de juegos entre las calles Santa Natalia y Puerto Real.

Las AMPAs de Hortaleza llevan tiempo reclamando accesos seguros a los centros escolares. En 2019, la coordinadora de asociaciones de madres y padres del distrito organizó con este propósito una bicicletada que culminó en el colegio Juan Zaragüeta. Además, han presentado a la Junta de Hortaleza propuestas para mejorar la movilidad en los alrededores de los centros escolares del barrio.

Esta octava jornada de Revuelta Escolar aglutina casi un centenar de acciones en once ciudades españolas donde asociaciones de madres y padres cortarán calles para pacificar los entornos escolares. Esta movilización cuenta con el apoyo de colectivos como Madres por el Clima, Ecologistas en AcciónA Pie o Pedalibre, entre otros.

Niños y niñas juegan en la calle Motilla del Palancar en la Revuelta Escolar del pasado 25 de marzo. JAVI RODRÍGUEZ

(Visited 329 times, 1 visits today)