Casi tres meses después, pero una semana antes de lo previsto, la Línea 8 de Metro volverá a admitir viajeros el próximo miércoles 12 de abril. Así lo ha anunciado la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, afirmando que se han acelerado «al máximo las obras» que provocaron el cierre de la línea que conecta el centro de Madrid con el aeropuerto (atravesando Hortaleza) para facilitar el acceso a Barajas durante la Semana Santa.

El año pasado, Hortaleza Periódico Vecinal avanzaba la intención del Gobierno de la Comunidad de Madrid de cerrar la Línea 8 para acometer reformas en este tramo del suburbano, uno de los más modernos de toda la red. Finalmente, la Consejería de Transportes anunció a principios de 2017, con apenas unas semanas de antelación, la fecha definitiva del cierre por obras. Desde el 26 de enero, los 45.000 viajeros diarios de la «línea rosa» han tenido que buscar una alternativa para sus trayectos cotidianos. Y no lo han tenido fácil.

Más que el cierre, los usuarios han criticado durante este tiempo los servicios especiales de autobuses que la Comunidad de Madrid puso en marcha para sustituir al metro. Las tres líneas temporales de bus no llegaban a cubrir el trayecto completo entre Nuevos Ministerios y la Terminal 4 del aeropuerto de Barajas.

La queja llegó al Pleno de Hortaleza. En febrero, Ahora Madrid, PSOE y Ciudadanos aprobaron una proposición presentada por los socialistas para instar la Consorcio Regional de Transportes a crear «de manera inmediata» un servicio especial de autobuses que «en un solo trayecto» cubriera «la práctica totalidad del itinerario» de la Línea 8 de Metro, que en nuestro distrito hace parada en las estaciones de Pinar del Rey y Mar de Cristal. La propuesta, sin embargo, no fue atendida por el organismo dependiente de la Comunidad de Madrid.

La reforma de la Línea 8 han contando con un presupuesto de 20 millones de euros para sustituir la infraestructura de vía actual, según la Consejería de Transportes.

Inaugurada en junio de 1998 por los reyes Juan Carlos y Sofía, entonces solo contaba con dos estaciones: Mar de Cristal y Campo de las Naciones. Un año después, en 1999, la línea amplió su recorrido desde Nuevos Ministerios hasta el aeropuerto de Barajas.

El entonces presidente de la Comunidad de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón (PP), presentó la línea (financiada con fondos europeos y cuyas obras acabaron con gran parte del arbolado del parque de los Paúles de Hortaleza) como un acceso rápido en transporte público al aeropuerto que ofrecía a los viajeros la posibilidad de facturar su equipaje en la estación de Nuevos Ministerios. Por ese motivo, durante sus primeros años de funcionamiento, los trenes de la línea 8 reservaban un vagón al transporte de maletas.

Sin embargo, el vecindario del Pinar del Rey protestó por la decisión de no abrir una estación en su barrio cuando el túnel pasaba por debajo de sus casas. Una reivindicación que tuvo sus frutos en 2007, cuando se inauguró una nueva estación de la línea 8 con ese nombre en la Gran Vía de Hortaleza.

 

 

 

(Visited 634 times, 1 visits today)