Los usuarios de la línea 8 de Metro, que atraviesa el distrito de Hortaleza haciendo parada en Pinar del Rey y Mar de Cristal, pueden respirar aliviados por el momento. Las obras de consolidación de los túneles de la línea que conecta Nuevos Ministerios con el aeropuerto de Barajas, y que detendrían la circulación de los trenes durante al menos dos meses y medio, no se realizarán en 2016. Tampoco antes de febrero del año que viene, según han confirmado a Hortaleza Periódico Vecinal fuentes de la Consejería de Transportes de la Comunidad de Madrid.

A principios de año, el consejero delegado de Metro Madrid, Juan Bravo, anunciaba que la línea 8 de Metro requería reformas. La Consejería de Transportes precisó entonces que las obras de consolidación en los túneles y en la ventilación de esta línea inaugurada en 1998 no coincidirían con las de la línea 1, que han mantenido cerradas 23 estaciones durante todo el verano. Sin embargo, no se detalló ningún plazo concreto, aunque fuentes de Metro señalaron que las obras podían producirse a finales de 2016.

Ahora, el anunciado cierre de la línea 8, que también conecta el centro de Madrid con los recintos feriales del IFEMA, se aplaza sin fecha hasta 2017. El año pasado, la ‘línea rosa’ del suburbano madrileño acumuló 17.363.840 viajeros, muchos de ellos turistas extranjeros que utilizan sus trenes para llegar a la ciudad tras aterrizar en Barajas. Entre enero y julio de 2016, el número de usuarios ascendió hasta los 10.474.955, un 3,3% más que el año anterior.

Una línea con apenas 18 años de antigüedad

La línea 8 de Metro fue inaugurada en junio de 1998 por los reyes Juan Carlos y Sofía cuando solo contaba con dos estaciones: Mar de Cristal y Campo de las Naciones. Un año después, en 1999, la línea amplió su recorrido desde Nuevos Ministerios hasta el aeropuerto de Barajas.

El entonces presidente de la Comunidad de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón (PP), presentó la línea (financiada con fondos europeos y cuyas obras acabaron con gran parte del arbolado del parque de los Paúles de Hortaleza) como un acceso rápido en transporte público al aeropuerto que ofrecía a los viajeros la posibilidad de facturar su equipaje en la estación de Nuevos Ministerios. Por ese motivo, durante sus primeros años de funcionamiento, los trenes de la línea 8 reservaban un vagón al transporte de maletas.

Sin embargo, el vecindario del Pinar del Rey protestó por la decisión de no abrir una estación en su barrio cuando el túnel pasaba por debajo de sus casas. Una reivindicación que tuvo sus frutos en 2007, cuando se inauguró una nueva estación de la línea 8 con ese nombre en la Gran Vía de Hortaleza.