Los trabajos de exhumación del centenar de civiles republicanos fusilados en el cementerio parroquial de Colmenar Viejo tras la Guerra Civil se reanudarán en la primavera de 2023, financiados por el Gobierno de España, con el objetivo de recuperar todos los cuerpos que yacen enterrados en sendas fosas comunes. Entre ellos, los de once vecinos del antiguo pueblo de Hortaleza. El pasado mes de agosto finalizaron los trabajos de la primera fase de la exhumación con la recuperación de 11 esqueletos completos y la localización de otras dos víctimas sepultadas que todavía no han sido identificadas.

La exhumación, la primera de estas características que se realiza en la Comunidad de Madrid, comenzó el pasado 22 de agosto, 83 años después de los fusilamientos, gracias al empeño de la Asociación Comisión de la Verdad de San Sebastián de los Reyes, localidad natal de 25 de los republicanos asesinados en las tapias del cementerio de Colmenar, donde también fueron ejecutados vecinos de otras ocho pueblos del norte de la provincia de Madrid.

La asociación logró, a través de la Federación Española de Municipios y Provincias, una subvención para financiar diez jornadas de excavaciones en una de las dos fosas, la “civil”, que quedaba fuera de las tapias del camposanto cuando se produjeron los fusilamientos. El ministro de Presidencia y Memoria Democrática, Félix Bolaños, asistió el pasado 31 de agosto al último día de los trabajos y allí prometió que el Gobierno de España financiará una segunda fase para recuperar los cuerpos de todos los represaliados. “Es una cuestión de humanidad”, dijo el ministro socialista.

CERRAR HERIDAS

La Asociación Comisión de la Verdad de San Sebastián de los Reyes ya ha solicitado la subvención, de aproximadamente 100.000 euros, que permitirá sufragar 35 jornadas de trabajo a cargo de la Sociedad de Ciencias Aranzadi para reabrir la fosa exhumada este verano y excavar en la conocida como “el paseo”, por encontrarse en uno de los caminos pavimentados del cementerio de Colmenar. La concesión de la subvención podría resolverse en apenas unas semanas, pero la asociación esperará a la primavera del próximo año para reanudar los trabajos, y así garantizar jornadas con mejor tiempo y más horas de luz, explica su secretaría, Carmen Carreras.

Con esta segunda fase, la asociación espera poder localizar y exhumar los restos de todos los republicanos fusilados. Después se procederá a la identificación de los cuerpos utilizando muestras de ADN de los descendientes. De los once fusilados de Hortaleza, ocho familias ya han donado sus muestras. “El porcentaje de familiares de Hortaleza que han colaborado está por encima del resto”, afirma Carreras. En su opinión, la exhumación permitirá cerrar heridas: “Hay personas que llevan 83 años esperando para saber dónde está su padre”.

(Visited 132 times, 1 visits today)