La escalada, deporte que pasará a ser olímpico en Tokio 2020, cada día tiene más adeptos. Su principal atractivo es la combinación del esfuerzo físico y psicológico, las salidas a la roca y la aproximación a la naturaleza. Cuenta con varias modalidades: vía (recorridos verticales de considerable altura donde es necesario el uso de material asegurador), bloque o boulder (recorridos de escasa altura y longitud, pero de gran exigencia física, donde no es necesaria la cuerda) y velocidad.

Hortaleza ya cuenta con tres rocódromos, el más antiguo, ubicado en Manoteras, diseñado para la práctica de bloque, travesía y vía; el muro de la calle Luis Buitrago, pensado para la práctica de bloque y travesía, y el último, el monolito construido en el polideportivo Luis Aragonés para la modalidad de vía. Todos los tramos, en cualquiera de las modalidades, están graduados según su dificultad, lo que hace posible la práctica de esta actividad para escaladoras y escaladores de todos los niveles.

Además, desde el año 2017, nuestro barrio cuenta con el Club de Montaña Manoteras, que se encarga de realizar salidas para la práctica de la escalada clásica y deportiva, de organizar competiciones y, al mismo tiempo, del mantenimiento y equipamiento del rocódromo de Manoteras.

ROCÓDROMO DE MANOTERAS

Construido en 1999 y remodelado en 2018 en un proyecto en el que participaron los propios usuarios, el rocódromo de Manoteras es uno de los mejores rocódromos públicos de acceso gratuito en Madrid. Todo un punto de encuentro para escaladores del distrito y de toda la ciudad.

Zona de ‘workout’ del rocódromo de Manoteras. SANDRA BLANCO

Fue ideado para la práctica de bloque, vía y travesía, y se reequipa periódicamente gracias al trabajo del Club de Montaña Manoteras. Combina presas industriales con rocas naturales sikadas y cuenta con desplomes, techos, paredes de adherencia, fisuras y un suelo de gravilla que ofrece una amortiguación bastante mejor que los famosos suelos de caucho que tan de moda se han puesto en los últimos años.

Desde el año 2017, el Club de Montaña Manoteras se encarga de realizar salidas para la práctica de la escalada clásica y deportiva y de organizar competiciones

MURO DE LUIS BUITRAGO

Terminado en mayo de 2019 con un presupuesto de 92.567,75 euros, es el segundo rocódromo del distrito, construido en la calle Luis Buitrago –a escasos 2 kilómetros del citado anteriormente–. Este nuevo espacio cuenta con una pared que imita la roca natural y que, posiblemente, sea el único acierto por parte de UTE Servicios Ingesan y Obrascón Huarte Lain, responsables de su construcción.

En cuanto al suelo, se han decantado por una superficie de caucho, muy utilizada en los parques infantiles. Este material puede funcionar para la recepción del culetazo de una niña o un niño que se tira por un tobogán, pero es de poca ayuda para una caída de un adulto desde cierta altura, dados los pronunciados desplomes con los que cuenta esta instalación.

Algunas de las presas del muro de la calle Luis Buitrago ya se han partido. SANDRA BLANCO

Además, las presas, auténticas lijas, están únicamente atornilladas, no se han asegurado con ningún tipo de fijador y pivotan sobre sí mismas. Muchas de ellas ya se han desenganchado o, directamente, se han partido por la mitad.

Por todo ello, según los profesionales de la escalada que lo han visitado, de no ser remodelado para corregir estas deficiencias, se corre el peligro de que la instalación caiga en el olvido y el abandono y únicamente sirva como lienzo.

MONOLITO DEL LUIS ARAGONÉS

Aunque las obras finalizaron en junio, será preciso esperar hasta el próximo mes de septiembre para que abra sus puertas el nuevo rocódromo del polideportivo Luis Aragonés, donde la Escuela Deportiva de Escalada, gracias a la labor de la Federación Madrileña de Montañismo, impartirá sus clases.

Esta nueva instalación, que también ha sido construida por UTE Servicios Ingesan y Obrascón Huarte Lain con una inversión de 124.999,99 euros, supera los 10 metros de altura y está destinada a la práctica de la escalada en vía. Las alumnas y alumnos aprenderán las principales técnicas de escalada y las normas de seguridad imprescindibles para su desarrollo.

En septiembre abrirá sus puertas el rocódromo del polideportivo Luis Aragonés, donde la Escuela Deportiva de Escalada impartirá clases a jóvenes de entre 6 y 17 años

Las clases, destinadas a jóvenes de entre 6 y 17 años, comenzarán el 16 de septiembre y ya pueden realizarse las preinscripciones en la taquilla del centro.

Fuera de los cursos impartidos, solo las personas federadas podrán utilizar este nuevo espacio, para lo que deberán llevar su propio equipo de seguridad y abonar 2,70 euros.

Monolito construido en el polideportivo Luis Aragonés. SANDRA BLANCO

(Visited 1.378 times, 2 visits today)

Comparte este/a entrada