La crisis causada por la COVID-19 sigue perdurando en las familias más vulnerables y muchas asociaciones o entidades son las que ayudan a que tengan un plato de comida en la mesa. Sin embargo, para que esas personas salgan verdaderamente adelante, necesitan algo más que una cesta de comida.

Hortaleza Ayuda es una asociación vecinal sin ánimo de lucro, apolítica y aconfesional que nace con el objetivo de solucionar la causa original que ha llevado a las personas a pedir ayuda y depender de una entidad. En un principio, nació en junio como Manoteras Ayuda, pero la necesidad de abarcar más barrios y amparar a más familias hizo que, en septiembre, se constituyeran con el nombre del distrito.

La presidenta de la nueva asociación, Arantxa Acosta, y Anne se desvincularon de Somos Tribu Hortaleza a principios de verano para poder montar una despensa solidaria y ampliar así la red de ayuda vecinal que se estaba creando en el barrio. Actualmente, su despensa se llena gracias a las donaciones de vecinos y vecinas y a la ayuda de Manos Amigas, una de las asociaciones con las que colaboran.

Cooperan con el Mercado de Nápoles y la Farmacia Nápoles (calle Nápoles 53), donde los vecinos pueden dejar alimentos en la mesa solidaria o comprar a precio de coste para donar, pero están buscando más comercios colaboradores. Así se intenta «incentivar el comercio local a la vez que hacen las donaciones», indica Anne.

AYUDAR A SALIR DE LA SITUACIÓN

Más que «pan para hoy y hambre para mañana», Hortaleza Ayuda tiene el objetivo de asistir a las personas para salir de la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran. Arantxa explica que la idea es ir «recuperando familias» a medida que se vayan mejorando, consiguiendo trabajo o cobrando los ERTE, para así incorporar a otras familias y asistir a más personas. «Lo de los alimentos es algo puntual, lo importante es poder encontrar un trabajo», expresa.

Por eso también se encargan de los trámites relacionados con el papeleo como solicitudes del Ingreso Mínimo Vital, RMI (Renta Mínima de Inserción), moratorias para los bancos, citas con el SEPE (Servicio Público de Empleo Estatal),…

«Tenemos un acuerdo de confidencialidad y de protección de datos personales que cada solicitante tiene firmado para que sepa qué finalidad tienen los datos que nos provee», afirma Anne, encargada de las tareas administrativas. Esos datos sirven para certificar la situación de la familia, ya que ha habido algunas que piden ayuda sin necesitarla, que no justifican o dan largas para entregar los papeles.

Uno de los pilares de Hortaleza Ayuda es la asistencia laboral, haciendo un buen currículo o preparando entrevistas de trabajo

Uno de los pilares de Hortaleza Ayuda es la asistencia en lo laboral. «Si estás en situación de vulnerabilidad, la mayoría de la gente está buscando trabajo, entonces la base es hacer un buen currículo», declara Lucía, que se encarga de esta tarea. «Mucha gente no sabe de informática ni de redes sociales o dónde puede mandar esos currículos», afirma Arantxa.

No solo eso, además de recopilar en un listado webs y portales de empleo y formación, para un futuro, están buscando voluntarios para preparar simulaciones de entrevista de trabajo. Así podrán enseñar cómo desenvolverse en una entrevista y cómo destacar entre la multitud.

En un futuro, a medida que se vayan expandiendo, tienen pensado un proyecto con una peluquería para hacer cortes de pelo gratis para que los candidatos estén presentables. «Lo mejor es fomentar la autoestima de las personas con apoyo moral, psicológico, que encuentren un trabajo, se restablezca la situación y así es un ejemplo para los demás y los niños están más orgullosos de sus padres de esta manera», señala Anne.

Asistente al reparto de cestas solidarias de productos de primera necesidad de Hortaleza Ayuda. SANDRA BLANCO

No hay un perfil concreto en las familias a las que atienden. Aseguran que «hay de todo». Personas que nunca han necesitado ningún tipo de ayuda y que, por la crisis de la COVID-19, no tienen trabajo, personas cuya situación de inestabilidad se ha incrementado por esta. Extranjeros que no conocen los organismos o no hablan muy bien el idioma, familias numerosas, personas solas e incluso gente con estudios que «de repente se han encontrado saturados, que han perdido mucho y es como un caos mental, pierden la confianza en sí mismos y necesitan impulso para poder reactivarse».

REPARTO DE CESTAS Y SEGUIMIENTO DE LAS FAMILIAS

Actualmente, asisten a 27 familias y hacen un reparto de cestas cada 15 días. El Espacio Pegaso (calle Pegaso, 20) les ha cedido el local, donde tienen su sede. Allí acuden las familias para recoger las cestas de alimentos no perecederos como pasta, galletas, legumbres y conservas, junto con mascarillas.

Además, en cada reparto, alternan productos de higiene personal (cepillos de dientes, desodorantes, espuma de afeitar) con productos para bebés como leche, toallitas y pañales.

Actualmente, asisten a 27 familias y hacen un reparto de cestas cada 15 días en el Espacio Pegaso

El día 23 de octubre se realizó un reparto en el que la asociación Manos Amigas preparó de manera excepcional bolsas de ropa de segunda mano. Siguiendo un estricto protocolo de medidas de seguridad y con una esmerada organización, las entregas se iban haciendo una a una a la vez que se hacía un seguimiento de la situación de cada familia. Aquellas que por diversos motivos no pudieran desplazarse hacían entrega a domicilio.

«Hay derechos que tengo que yo los ignoraba y gracias a ellos me he enterado de muchas cosas que me sirven: ayudas, becas, el descuento del agua, de la energía, de telefonía…» y «nos avisaron cuando dieron ayudas de libros», relataba una mujer que acudió a la entrega.

También se reparte ropa de segunda mano, siguiendo un estricto protocolo sanitario y de higiene. SANDRA BLANCO

Una de las voluntarias, que a la vez también recibe ayuda de la asociación, explica que no tuvo ninguna duda. «Yo nunca me había metido en nada de esto, pero a raíz de la pandemia ha sido como algo que hay que hacer y, si a mí me ayudan, pues voy a ayudar yo también en lo que pueda». Una muestra de reciprocidad que aporta su granito de arena en la asociación.

El boca a boca es su forma de darse a conocer. Muchas de las familias que acuden a su auxilio lo hacen porque otra persona conocía la asociación. En sus inicios, han estado actuando en la sombra porque querían formarse con una base sólida. «Tenemos protocolos, tenemos manuales de empleo, una hoja para la clasificación de la comida, tenemos procedimientos, es como una empresa, pero dedicada a ayudar a los demás», explica Anne. Así, cuando consigan expandirse, no se verán inmersas en un caos.

PREPARATIVOS PARA LA CAMPAÑA DE NAVIDAD

Falta poco para las fiestas de Navidad y en Hortaleza Ayuda no quieren que ningún niño o niña se quede sin un juguete la noche de los Reyes Magos. Por eso, han lanzado la campaña «Apadrina una carta a los Reyes Magos» del 20 de noviembre al 28 de diciembre. En la que los niños de 1 a 16 años pueden escribir a sus Majestades los juguetes que les gustaría recibir con la condición de que su coste sea inferior a 30 euros.

Han lanzado la campaña «Apadrina una carta a los Reyes Magos» del 20 de noviembre al 28 de diciembre

Esta campaña pretende que las familias que, sobre todo, tengan niños pequeños no noten esa carencia y tengan la ilusión de tener un juguete nuevo. También se pretende que en estas fiestas tengan una «cena con sabor a Navidades», por ello en la cesta que se entregue se intentará incluir algún producto típico como turrón o uvas para Nochevieja.

FUNDAMENTOS

Hortaleza Ayuda se diferencia en que su función principal no es el reparto de alimentos, de hecho, a largo plazo, les gustaría dejar de hacerlo. Su fundamento es evitar el asistencialismo crónico, es decir, no quedarse solo en prestar una ayuda puntual en forma de cesta. Quieren que las familias en situación de vulnerabilidad salgan de ella, que las generaciones venideras no lo hereden. Por ello ejercen labores de acompañamiento social, asesoramiento y trámites para ayudas sociales con el objetivo de que estas familias dejen de depender de organismos.

Su intención principal es actuar de soporte a escala vecinal y evitar el asistencialismo crónico

Su intención principal es actuar de soporte a escala vecinal. «Nosotros tampoco queremos hacer un cometido que no nos corresponda, lo que tratamos es de ayudar porque sabemos que todo está muy saturado». «Hemos buscado la colaboración de los Servicios Sociales, no actuar aparte o en paralelo, queremos ser un apoyo por la saturación que se vive actualmente», sostienen.

Hortaleza Ayuda ha nacido hace apenas unos meses, lo que hace que estén en búsqueda de nuevos voluntarios y la colaboración de otras organizaciones para poder abarcar más y realizar más proyectos. Para ponerse en contacto con la asociación, se puede escribir un correo a hortalezaayuda@gmail.com. En su cuenta de Instagram, se puede ver el calendario de repartos y otros datos.

 

(Visited 644 times, 1 visits today)