Una de las mejores futbolistas del mundo estuvo el pasado miércoles en el barrio. La holandesa Lieke Martens, galardonada en 2017 con el premio The Best que otorga la FIFA a la jugadora más destacada del año, disputó un partido a media tarde en el polideportivo Luis Aragonés, en el barrio de Villa Rosa. Lejos de ser una pachanga, el encuentro era oficial y de la máxima categoría del fútbol español. Un Madrid-Barça, ni más ni menos.

A pesar del auge del fútbol femenino en España, las chicas todavía no disfrutan de las prebendas y comodidades de sus compañeros varones. Si Hortaleza hubiera acogido un duelo entre el Madrid y el Barcelona masculinos, el barrio se habría paralizado ante el acontecimiento. Sin embargo, el partido del pasado miércoles pasó inadvertido para la mayoría del vecindario.

En el fútbol femenino español existe una gran anomalía: la ausencia del Real Madrid. El club dirigido por Florentino Pérez es el único grande que todavía no tiene una sección de chicas, ni lo pretende, según el presidente blanco. Una vacante que el empresario Alfredo Ulloa, propietario de la cadena de ópticas Ulloa, decidió ocupar hace nueve años creando el Madrid Club de Fútbol Femenino (Madrid CFF).

El Madrid CFF también viste de blanco, pero su escudo no tiene corona ni su camiseta la ha llevado jamás un hombre. El equipo sólo es de mujeres, y en menos de una década de existencia atesora una de las mejores canteras de España

El Madrid CFF también viste de blanco, pero su escudo no tiene corona ni su camiseta la ha llevado jamás un hombre. El equipo sólo es de mujeres, y en menos de una década de existencia atesora una de las mejores canteras de España.

Desde sus inicios, el club se asentó en el polideportivo municipal Luis Aragonés, y allí todavía juegan muchos de sus equipos de categorías inferiores, como las chicas alevines que la pasada temporada salieron en periódicos de toda España por haber ganado una liga con más de 150 goles a favor frente a rivales exclusivamente masculinos.

En 2017, y tras haberse quedado a las puertas las tres temporadas anteriores, el Madrid CFF logró ascender a la Liga Iberdrola, la primera división del fútbol español. Por primera vez, Hortaleza tenía un equipo en la máxima categoría nacional, aunque el éxito provocaba un traslado forzoso: el polideportivo Luis Aragonés no reunía las condiciones para albergar partidos televisados y con taquillas, y las chicas del Madrid CFF emigraron a San Sebastián de los Reyes para recibir en condiciones al Fútbol Club Barcelona o al Atlético de Madrid, las dominadoras del torneo.

El curso pasado, a pesar de su condición de debutante, el Madrid CFF finalizó la temporada en un meritorio noveno puesto tras haber peleado por los primeros puestos de la tabla. Este año, sin embargo, el equipo es colista y lidia contra el descenso. En esa delicada situación, tuvo que recibir el pasado miércoles al todopoderoso Fútbol Club Barcelona, segundo en la clasificación a sólo tres puntos del líder, el Atleti, con el que pelea por el campeonato.

El partido se adelantó porque el Barça debía jugar este fin de semana la ida de la semifinal de la Liga de Campeones con el Bayern de Múnich en Alemania. «Y al querer jugar a las 17 horas, no teníamos nuestro campo disponible, y para irnos a cualquier otro, decidimos irnos a nuestra primera casa, donde comenzó el Madrid», explican desde el club.

El campo del Luis Aragonés, que hace dos años no era apto para la Liga Iberdrola, llenó de espectadores su austera grada de cemento, mientras en los bordes del césped artificial se apostaban cámaras de televisión y de fotógrafos. La holandesa Mertens y todas sus compañeras azulgranas compartieron el mismo vestuario que los equipos de las ligas del barrio, pero sobre el terreno de juego demostraron que su nivel es de élite.

La azulgranas se impusieron con un marcador de 0-4 al Madrid CFF, encaramándose provisionalmente al liderato y dejando a las jugadoras blancas en el fondo de la tabla, con solo dos partidos por delante para evitar el descenso. Otro equipo asentado en Hortaleza, el Club Deportivo Tacón, quiere ocupar su puesto en la Liga Iberdrola y disputará en las próximas la fase de ascenso a la categoría reina del fútbol español.

(Visited 371 times, 1 visits today)

Comparte este/a entrada