El pasado 29 de mayo, un día después de las elecciones autonómicas y municipales y una semana más tarde de lo previsto, el Ayuntamiento admitía que 10.006 niñas y niños de 0 a 3 años (9.966 modalidad ordinaria, y 40 con necesidades especiales) se quedaban de forma provisional sin plaza en las escuelas infantiles públicas de Madrid para el curso 2023-2024.

Son unos 2.000 niños más respecto a 2022 (+25%). En total, se recibieron más de 13.380 solicitudes, rechazándose casi un 75% de las peticiones, ya que las plazas vacantes para este curso eran, en cambio, 3.076 en ordinaria y 1.002 para necesidades especiales. La red municipal cuenta actualmente con 8.057 plazas, distribuidas en 74 centros (incluyendo la reciente apertura de dos nuevas escuelas infantiles en San Blas-Canillejas y Villa de Vallecas).

MÁS ESCUELA INFANTILES PÚBLICAS

En lo referente a Hortaleza, entre no admitidos y excluidos, hasta 2.936 niños de 0 a 3 años se quedaron sin plaza en las escuelas infantiles públicas de nuestro distrito. Se trata de un hecho recurrente, ya que en 2022 Hortaleza también fue uno los distritos con más alumnos inadmitidos. La escasez de oferta pública infantil provocó, como cada curso escolar, una avalancha de reclamaciones por parte de las familias.

Hay que recordar que aquellos que no obtienen plaza tienen la posibilidad de solicitar una beca infantil para la escolarización en un centro privado o concertado (dotada con entre 100 y 350 euros mensuales). No obstante, tal solución es rechazada por gran parte de las familias que, o bien prefieren los beneficios de una educación pública para sus hijos, o bien no pueden asumir el coste de un centro privado.

La escasez de oferta pública infantil provoca, como cada curso escolar, una avalancha de reclamaciones por parte de las familias

En Hortaleza operan actualmente cinco escuelas infantiles públicas: Doña Francisquita (con 91 admisiones), La Gran Vía (76), Ana de Austria (74), Las Pléyades (56 admitidos) y La Ardilla (71) –las dos últimas construidas con el gobierno municipal de Manuela Carmena­–.

Todos estos centros tienen su gestión cedida a terceros. Así, los cuatro primeros son operados por la empresa Desarrollos Educativos, mientras que La Ardilla es gestionada por la empresa Clima Educación Infantil. Al respecto, fuentes vinculadas a la primera gestora resaltaron que la cifra de alumnos no admitidos es similar a la de todos los años y destacaron a este diario la importancia que tiene para muchas familias que “sus hijos se beneficien de las virtudes y educación de la enseñanza pública”.

DÉFICIT EN VALDEBEBAS

Una de las situaciones más incómodas en este sentido es el barrio de Valdebebas, una de las zonas más pobladas del distrito y que, aun así, no cuenta todavía con un instituto y varios de sus colegios públicos se encuentran desbordados por la petición de plazas, por lo que muchas familias se ven obligadas a escolarizar a sus hijos en centros concertados o privados fuera de su barrio: «Llevamos años reclamando la falta de oferta escolar en la zona”, lamenta uno de los miembros del AMPA de Valdebebas.

Al respecto, desde Más Madrid Hortaleza resaltaron que Valdebebas es actualmente uno de los barrios “con mayor índice de natalidad de España” y, no obstante, adolece aún de una oferta educativa pública suficiente que cubra las necesidades de las familias.

La Comunidad iniciará en unos meses la construcción de una nueva escuela infantil pública en esta zona, pero no estaría operativa, en principio, antes del curso 2024-2025. Como contrapartida, operan en Valdebebas varias escuelas infantiles privadas, “que han surgido debido a la alta demanda”.

(Visited 446 times, 1 visits today)