La Comunidad de Madrid ha anunciado una “reordenación” de los servicios de urgencias que contempla el cierre definitivo de 20 Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) de los 37 existentes antes de la pandemia. De los 17 restantes, 10 contarán con médico y abrirán en horario nocturno entre semana y los fines de semana, pero siete, entre ellos el de Mar Báltico, en Hortaleza, serán atendidos solo por personal de enfermería, con horario diurno los fines de semana y festivos.

Se recorta así un servicio que, según los últimos datos recabados antes de su cierre, en marzo de 2020, a raíz de la pandemia, atendía a 2.800 pacientes mensuales en las instalaciones de la calle Liberación, según datos de los trabajadores. En el centro de Mar Báltico, había un equipo completo de médicos y enfermeras que atendían los fines de semana casos que van desde fiebre hasta cólicos o torceduras, además de administrar inyectables o hacer curas a pacientes que precisan tratamiento diario.

El servicio de urgencias del centro de salud Mar Báltico reabrirá sus puertas, pero solo atenderá curas programadas o enfermos que precisan seguimiento

Después del verano, el servicio de urgencias del centro de salud Mar Báltico reabrirá sus puertas, pero solo con personal de enfermería y técnicos de Emergencias Sanitarias del SUMMA 112: lo hará en horario de 8.30 a 20.30 horas los fines de semana y festivos, y atenderá curas programadas o enfermos que precisan seguimiento.

Esto significa, según explica Rosa López, vicepresidenta del sindicato mayoritario SummAT, que en principio no atienden urgencias, solo actos programados. Además, “Enfermería se va a comer muchos marrones, porque no podemos diagnosticar ni prescribir medicación”. Como ejemplo: “Si viene un paciente a una cura y está infectada, qué hago, ¿llamo a un médico, le prescribo yo un antibiótico? Es difícil para nosotras, pero también para el ciudadano, que no lo va a entender”.

MOVILIZACIONES

Sindicatos médicos o el Colegio de Enfermería de Madrid ya han mostrado su rechazo a esta reordenación adoptada de manera “unilateral”, y afirman que con esta nueva estructura no se garantiza “la atención sanitaria y los cuidados de todos los madrileños”. AMYTS (Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid) considera la apertura de solo diez centros “un parche” que pone “al mismo nivel todos los recursos” y sigue dejando a “elección de la población” si va a un hospital.

La FRAVM (Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid) ha calificado de “nuevo hachazo” esta medida, y ha pedido a la Comunidad que “recapacite” y reabra los 37 SUAP, mientras se suceden las movilizaciones y recogidas de apoyos en muchos barrios madrileños. En marzo ya se entregaron 90.000 firmas en la Asamblea de Madrid –más de 8.000 recogidas en Hortaleza– y se envió información al Defensor del Pueblo.

Urgencias

Ana Rosa Encinas, médica de Atención Primaria, interviniendo en la asamblea informativa sobre sanidad pública en la plaza Chabuca Granda. JULIA MANSO

En junio, se han realizado dos actos para informar de la situación actual de la sanidad pública y, en concreto, de la Atención Primaria al vecindario del distrito: el miércoles 15 de junio, en la plaza de Chabuca Granda y, el miércoles 22 de junio, en la placita ubicada en Carretera de Canillas, número 60, frente a la Galería Comercial del barrio.

En ambos, se ha contado con la participación de la médica Ana Rosa Encinas, con más de 36 años de experiencia en Atención Primaria, quien no duda en achacar los problemas del sector a la falta de presupuesto (a pesar del superávit de la Comunidad de Madrid en los dos último años) y a la mala gestión de la Gerencia y la Consejería de Sanidad «encaminada a desmantelar el sistema sanitario público de la región».

Según comentaba en su intervención, las cientos de plazas médicas sin cubrir están resultando en un déficit del servicio de atención sanitaria, ya que están dejando de hacerse actividades de promoción de la salud, de prevención de la enfermedad y de formación para dedicarse solo a la asistencia, complicando mucho el seguimiento de los pacientes. «Tengo agendas de 50 pacientes al día. ¿Cómo voy a diagnosticar y dar tratamiento a una persona en cinco minutos?», se pregunta la doctora Encinas, que considera que «están profanando» su profesión.

"Van a crear ciudadanos de primera y de segunda: los primeros tendrán derecho a la salud y los segundos, no" Luis Hernández, médico del SUMMA 122

También ha tomado el micrófono en las dos citadas hortalinas el enfermero del SUMMA 122 Luis Hernández para hablar de la «Atención Precaria» que tenemos en la Comunidad de Madrid, sumándose a las palabras de su compañera al advertir del efecto dominó que va a suponer el anuncio, «aprovechando el periodo estival», de esta «reorganización»: primero, desmantelamiento de los SUAP y, segundo, colapso del servicio de urgencias hospitalarias, lo que va a tener como consecuencia una pérdida de la salud de la ciudadanía. «Van a crear ciudadanos de primera y de segunda: los primeros tendrán derecho a la salud y los segundos, no».

La reducción de los SUAP, que ahora se denominarán Puntos de Atención Continuada (PAC), se ha hecho en función de criterios como “la actividad, los dispositivos asistenciales más próximos, la ubicación geográfica”, asegura la Consejería de Sanidad, que cita una distancia de 15 minutos al punto de asistencia más cercano.

DISTANCIA AL PAC MÁS CERCANO

Pero en Hortaleza, si tienes una urgencia menor y necesitas que te vea un médico fuera del horario de tu centro de salud, habrá que desplazarse al PAC García Noblejas, en Ciudad Lineal, con horario de 20.30 a 8.30h de lunes a viernes, y 24 horas los fines de semana y festivos. “Si miras en el mapa, queda igual de lejos que el Ramón y Cajal, al final, ¿dónde va a preferir desplazarse la gente? Hacemos un pan como unas tortas”.

De hecho, en transporte público, desde Mar de Cristal, se tardan como mínimo 45 minutos hasta García Noblejas, y poco más de media hora al Ramón y Cajal. La propia consejería confirma un aumento del uso de urgencias hospitalarias de hasta un 20% en 2022, y en estos días se están registrando esperas de horas.

En transporte público, desde Mar de Cristal, se tardan como mínimo 45 minutos hasta García Noblejas, y poco más de media hora al Ramón y Cajal

La vicepresidenta de SummAT, sindicato que lleva organizando protestas desde el verano pasado, cree que, “si después de dos años han hecho este desastre de reorganización, es porque la presión les ha obligado a abrir al menos diez SUAP”. Algo que solo se explica por el objetivo del Gobierno regional de “recortar servicios para saturar primaria y venderla al mejor postor”, porque “el personal estaba ahí, no había que gastar más, lo mismo que los centros”. La reordenación, según AMYTS, afecta a 395 profesionales, de los cuales 172 son médicos de urgencias y emergencias y 126 enfermeras: con este nuevo reparto, se requieren 80 médicos y 108 enfermeras.

Los sanitarios del SUAP fueron destinados en marzo de 2020, en el pico de la pandemia, al hospital de campaña de Ifema, para ser trasladados luego al Isabel Zendal, donde han vuelto ahora tras ocuparse de la vacunación covid en el Wizink Center.

Urgencias

Pareja de vecinos asistentes a la asamblea informativa en Canillas mostrando el mensaje «La salud pública nunca un negocio». JULIA MANSO

(Visited 297 times, 1 visits today)