Metro de Madrid vuela –en teoría–, pero la ampliación de la Línea 11 hasta Hortaleza, la nueva diagonal del suburbano, va despacio. La Comunidad ha aprobado ya los contratos de dirección de obras para el primer tramo, que va de Plaza Elíptica a Conde de Casal, por importe de 15,2 millones, y debería comenzar en noviembre. Pero de los tramos 4 y 5, que llegarían primero a Mar de Cristal y luego a Valdebebas, solo hay un calendario de previsiones para empezar a finales de 2024 y terminar en 2027, estando en fase de licitación la redacción de proyecto. Solo la tramitación se prolongará todo 2023.

Este primer tramo, presupuestado en 558 millones, extenderá en siete kilómetros la Línea 11, e incluye nuevas estaciones en Comillas y Madrid Río, además de conectar con Palos de la Frontera, Atocha y Conde de Casal, donde se construirá un intercambiador. Este es el tramo más avanzado, con proyecto e informe de impacto ambiental aprobados en agosto pasado, y se prevé que la tuneladora empiece a horadar el terreno –pasa bajo el Manzanares y la M30– en noviembre.

El proyecto de la Línea 11 conectará Mar de Cristal con la Ciudad de la Justicia, el aeropuerto y el norte de Valdebebas

El resto de esta macroobra, que extenderá la Línea 11 a lo largo de 33 kilómetros, aún está superando trámites administrativos y técnicos. El tramo de ocho kilómetros que uniría Conde de Casal con Mar de Cristal, núcleo de Hortaleza, es el más complejo, ya que atraviesa el subsuelo de zona urbana consolidada. Permitirá conexiones con las líneas 2, 4, 5, 7, 8 y 9, con paradas en Vinateros, La Elipa, Pueblo Nuevo y Mar de Cristal. Esto conectaría directamente el distrito con Ciudad Lineal y Moratalaz, adonde ahora solo se puede llegar haciendo transbordo en Avenida de América.

Finalmente, el último tramo norte, de 7,2 kilómetros y tres estaciones, uniría Mar de Cristal con la Ciudad de la Justicia, el aeropuerto y la zona residencial al norte de Valdebebas. De esta parte aún no se ha adjudicado el contrato de redacción del proyecto, pero es inminente.

NUEVO INTERCAMBIADOR

Lo que sí es inminente son las obras del intercambiador de Valdebebas. Este nuevo nodo, de diseño espectacular, estará en la avenida Manuel Fraga, en la estación de Cercanías, y acercará a los viajeros a la rescatada Ciudad de la Justicia y el hospital Isabel Zendal. Tendrá dos plantas con 6.800 metros cuadrados de superficie, con zonas verdes, una gran plaza y zonas recreativas y comerciales.

Junto a él se construirá un aparcamiento de 900 metros cuadrados. No se sabe por dónde llegará el metro, pero sí que enlaza con las líneas de cercanías C1 y C10, los buses 171 y 174, y el novedoso BRT (bus rapid transit), que costará 32,8 millones, y cuyas obras empezarán después del verano.