El Club de Rugby Liceo Francés ha cumplido su 50º aniversario y lo hace mirando con ilusión al futuro. Desde su fundación en 1968 por el profesor de educación física Ramón Urtubi, que da nombre a su campo, el club madrileño se ha convertido en este último medio siglo en uno de los equipos más importantes en nuestro país, aportando decenas de jugadores a todas las categorías de la selección española.

Amparado por una fuerte tradición en el cuidado de la cantera y en la formación de jugadores, la escuela del Club de Rugby Liceo Francés es una de las más importantes de España en cuanto al número de licencias federativas, así como por la presencia de equipos en todas las categorías, desde ‘linces’ hasta senior. Durante la pasada temporada tramitó 570 licencias federativas de jugador, y 30 de entrenador, para los más de 20 equipos que compiten en las doce categorías existentes.

A su éxito por difundir el deporte del balón oval en Hortaleza se le suma también, como no podía ser de otra manera, el XV Hortaleza. Ambos clubes cuentan con las mayores canteras de España al superar las 1.000 fichas entre ambos, logrando que solo el distrito hortalino disponga de más fichas de jugadores que, incluso, varias comunidades autónomas.

CLUB CAMPEÓN

Entre los principales éxitos del Club de Rugby Liceo Francés se incluyen los logros del equipo senior como subcampeón de División de Honor en 1991 y 1993, y como finalista de la Copa del Rey en 1989 y 2001. Asimismo, fue campeón de primera división en 1977, 1986 y 1989, y de la Copa F.E.R, en 1996. Es de los pocos clubes de España que ha sido campeón en todas las categorías de base a nivel autonómico y nacional.

Melé del Liceo en un encuentro reciente / Foto CR Liceo

Si bien, de éxito también se puede morir si no se toman medidas. El Club de Rugby Liceo Francés tiene su sede y estadio en el interior del colegio Liceo Francés (no forma parte del Liceo Francés pero el colegio le permite tener su sede dentro), mientras que realiza sus entrenamientos y partidos en el campo Stade Ramón Urtubi, recientemente remodelado con nuevo césped artificial de última generación.

Pero desde hace tiempo, el club adolece de falta de espacio en las instalaciones del Liceo Francés para continuar su crecimiento como escuela y satisfacer así la creciente demanda, tanto de fichas de socios como del interés de los vecinos hortalinos por el deporte del balón oval. “Llevamos bastante tiempo reclamando un segundo campo de rugby en el distrito para seguir trabajando en la mejora continua de nuestras categorías inferiores y mantener el número de fichas”, comentaban en su momento desde el club.

CAMPO EN SANCHINARRO

Este interés por el deporte del balón oval parece haber dado sus frutos. El vecindario de Hortaleza logró en 2017 en los presupuestos participativos financiación para construir en el distrito un nuevo campo municipal de rugby.

Dicho proyecto cuenta, en un principio, con un presupuesto de en torno a los 1,5 millones y responde a “la necesidad de ampliar las instalaciones del Ramón Urtubi que, por su tamaño, ya no puede satisfacer las exigencias que demanda el crecimiento del club”, explica Alejandro Tostado, presidente del Club de Rugby Liceo Francés.

Tostado incide en que el éxito en la votación del futuro campo se logró gracias al interés por el rugby mostrado en los últimos años por los hortalinos, en concreto, y por los madrileños, en general. “Cada año crece el número de interesados por el rugby y Hortaleza tenía una clara escasez de oferta en este sentido. Muchos de nuestros miembros son del propio distrito de Hortaleza, lo que demuestra el gran tirón que tiene el rugby en nuestro distrito”, añade el presidente del Club de Rugby Liceo Francés, quien se muestra encantado por el interés suscitado por el rugby en el distrito en los últimos años e ilusionado por ver hecho realidad el nuevo campo.

“Se trata de una iniciativa que el barrio echaba en falta hace mucho tiempo. Un campo exclusivamente para el rugby y ganarle la partida al deporte mayoritario que supone el fútbol en nuestro país supone, ya de por sí, un triunfo para nuestro deporte”, añade el presidente.

En concreto, el futuro campo de rugby estará ubicado en un terreno emplazado en el barrio de Sanchinarro, que pasa de la carretera de la Estación donde se iba a ubicar inicialmente a una parcela de la Fundación Estudiantes (el Ayuntamiento otorgaba la autorización para el arrendamiento del derecho de superficie mediante concurso público).

Si bien la intención de los responsables del Club de Rugby Liceo Francés es continuar con su actividad en el Liceo, ya han mostrado también su interés en gestionar de manera directa el nuevo campo que se ponga en marcha en Sanchinarro.

Jugadores del Liceo en un partido de 2016 / Foto Sandra Blanco

(Visited 265 times, 1 visits today)

Comparte este/a entrada