En apenas cuatro días, la comunidad educativa del instituto público Rosa Chacel ha conseguido revertir la inesperada y sorprendente desaparición de la Enseñanza Secundaria en el centro decidida por la Comunidad de Madrid y comunicada el pasado viernes, que dejaba a más de 50 estudiantes de 14 años abocados a buscar hueco en otro instituto para el próximo curso.

La repentina decisión de la consejería de Educación del gobierno de Cristina Cifuentes (PP), que aceleraba la ya anunciada eliminación de la ESO en este centro para dedicarlo únicamente a la Formación Profesional, llegó por carta el pasado 11 de marzo después del recreo y justo antes de un examen para los alumnos de tercero, la última promoción del Rosa Chacel, que tenía garantizado hasta entonces que podrían acabar sus estudios en este instituto de la UVA de Hortaleza.

La noticia, sin embargo, llegó justo antes de una jornada organizada para este lunes por la comunidad educativa del Rosa Chacel con el objetivo de defender la educación pública. La movilización vecinal, el apoyo de diversos partidos políticos y la repercusión mediática del inesperado decisión de la Consejería, así como el encierro nocturno de 40 estudiantes, han obligado a la Consejería de Educación a reconsiderar su decisión.

Este pasado martes, la responsable de la Dirección de Área Territorial de Madrid capital, Belén Aldea, dio su brazo a torcer en una reunión con el AMPA del Rosa Chacel y anunció que los alumnos de tercero de la ESO podrán cursar cuarto el curso que viene en el centro, como se comprometió hace dos años con las madres y padres cuando desveló que el centro se especializaría en Formación Profesional de forma gradual. Sin embargo, y como ha criticado el AMPA, la buena noticia escondía «un dardo envenenado»: el futuro de primero de Bachillerato en el instituto queda en el aire, y su continuidad dependerá de la decisión del Consejo Escolar del centro, que se reúne este miércoles.

madreEl salón de actos del centro, lleno el lunes en la jornada por la educación pública / Foto Sandra Blanco

Un acto para defender la educación

Rebeca Higueras, alumna de segundo de Bachillerato del IES Rosa Chacel y futura estudiante de Periodismo, ha sido una de las personas que han informado sobre la Jornada en Defensa de la Educación Pública en su instituto, celebrada el pasado lunes. En Radio FAPA, programa de Radio Enlace dedicado a la educación, explicó su indignación tras conocerse la desaparición en el curso 2016-2017 de la oferta educativa de tercero y cuarto de la ESO, una medida que ni el Consejo Escolar del centro supo previamente.

Para Rebeca, el Rosa Chacel «es el instituto en el que se ha formado», el que ha sido su vida y «por el que siente cariño». El Rosa Chacel es la suma de dos centros educativos en una zona nada favorecida por las administraciones. Ahora les suprimen una parte importante del servicio que prestaba al barrio, por eso la comunidad educativa del Rosa Chacel ha respondido con una jornada reivindicativa.

Rebeca nos informó de la mesa redonda en la que han participado más ponentes de los esperado, lo que hizo que se alargara el acto y se retrasasen las demás actividades. Asun López, la presidenta del AMPA, nos proporcionó los nombres de quienes participaron: Cecilia Salazar (diputada por Podemos), Ainhoa Boix (representante del movimiento estudiantil), Nuria Invernón (delegada de CCOO), Alejandro Álvarez (de la coordinadora EQUO Madrid), Guillermo Olías (IU, miembro del Comité Central del PCE); Pablo Mera (secretario de la agrupación de Hortaleza de Ciudadanos); Juan José Moreno (portavoz del PSOE en la Comisión de Educación de la Asamblea de Madrid) y José Luis Pazos (presidente de la FAPA Francisco Giner de los Ríos).

No obstante, hubo mucha más participación tanto de «gente» del centro como de «gente» a la que algunos veían veía por primera vez,  como una mujer del público que resultó ser Yolanda Rodríguez, la concejala presidenta del distrito de Hortaleza, quien había acudido en apoyo a la jornada.

Pero Rebeca nos contó cómo Los Annales de la Historia, un peculiar grupo musical compuesto por «Javier, el profe de Geografía que toca el saxo, además del profesor de Filosofía que se llama Sergio, y tanto la profe de Lengua, Nieves, como el de Mates, Rafael», o el de Música, Celestino», han estado interpretando «canciones muy antiguas» como el bolero Quizás, quizás. En los Annales había también dos estudiantes a la guitarra y decenas de acompañantes que con palmas hacían vibrar los pupitres y los ánimos. Así, compañeros y familias o alumnado descubrían facetas inauditas en quienes con ritmos de siempre mostraban sus camisetas verdes.

dormirAlumnos y alumnas del IES Rosa Chacel, durante el encierro en la noche del lunes / Foto Sandra Blanco

Encierro nocturno

También informa Rebeca de que finalmente no hubo partido de fútbol, que estuvieron jugando al twister y que la noche fue tranquila. Cuando se acostaron, no muy tarde, se sentían muy satisfechos porque «vino más gente de la que esperábamos», pero las conversaciones se centraban en el futuro del instituto, en la movilización, en lo que habían escuchado durante la mesa redonda, en la indignación de los padres de tercero al ver cómo les cierran las puertas del centro a sus hijos… A la mañana, comenta Rebeca, «no hubo examen y las clases fueron relajadas porque estábamos todos cansados».

No nos contó Rebeca que la directora del IES Rosa Chacel, María Luisa Capell, a las diez de la noche estaba en la puerta del centro hablando con madres, políticos, periodistas e invitados, ajena al frío y, aparentemente, a las tensiones de la jornada. Mientras un alumno entraba con una mochila a la espalda como no queriendo ser visto, María Luisa escuchaba a unos padres reprocharle con simpatía que no hubiera sido ella quien «diera la charla» o atendía a las recomendaciones de «expertos» en los hilos de la administración; todo ello sin dejar de preguntarle a su alumno si iba a quedarse en el encierro.

Dicen que se acostaron pronto. Sin embargo, a las pocas horas el día aguardaba con nuevas sorpresas. La repercusión de aquella jornada daba sus frutos y desde la Dirección del Área Territorial se planteaba un Consejo Escolar del propio centro para decidir sobre el futuro de este.

La noche fría en el gimnasio se presentía corta, pero había que recargar las pilas. Muchas emociones, mucha determinación, muchos análisis, muchas ganas de transformar el mundo desde la mejor de la herramientas: la educación.

El IES Rosa Chacel latía con el barrio.

Texto de Rebeca

Ayer, día 14 de marzo, alumnado, profesorado, padres y madres convocaron la «Jornada en defensa de la Eduación Pública» con diversas actividades por la situación que vive el instituto del barrio, el IES Rosa Chacel.

La situación del instituto del barrio ya es conocida por toda la comunidad estudiantil. El Rosa Chacel, hace dos años, iba a ser cerrado paulatinamente, curso tras curso, tras el nombre de ‘’ reconversión en centro de FP’’. En ese momento, los alumnos, profesores, padres y madres, nos manifestamos en contra de esta decisión con diferentes concentraciones y encierros. Sin embargo, el día 11 de este mismo mes, nos dieron la noticia de que el próximo año no habrá ni tercero de la ESO ni cuarto, algo que nos prometieron en su momento.

Ante esta situación, decidimos convocar la Jornada en defensa de la Educación Publica y de nuestro instituto por varios motivos. Esa noticia ha sido dada en pleno mes de marzo, a poco de acabar el curso, por lo que alumnos de tercero de la ESO no podrán acabar la Educación Secundaria en el instituto con lo que tendrán que trasladarse a otro cuando en nuestro barrio solo hay dos institutos públicos cercanos y tres concertados. A esto se suma el agravante de disponer de pocas plazas, una prueba más de la política de educación del Gobierno, el cual no defiende lo público. Por otra parte, esa medida no fue lo que nos prometieron hace dos años. Creemos que es una injusticia en toda regla no respetar nuestro instituto en un barrio humilde como es el nuestro.

Los argumentos que nos han dado han sido la poca demanda de alumnos (teniendo en cuenta el recorte en la ESO, obviamente esta es mínima) y la necesidad de un centro de FP en el barrio cuando nuestro instituto tiene instalaciones de sobra para acoger ESO, Bachillerato y grados de FP.

Por ello, reivindicamos la vuelta de los cursos de la ESO y parar el cierre o ‘’reconversión’’ de nuestro centro mediante la Jornada celebrada ayer, donde acudieron numerosos representantes de las formaciones políticas, sindicatos y grupos sociales para tener un debate sobre la educación y la LOMCE, con un turno de palabra donde participaron todos los que lo deseaban. Más tarde, los profesores del centro hicieron un pequeño concierto para defender el instituto y, por ultimo, nos encerramos toda la noche en el gimnasio como muestra del rechazo ante esta medida.

Animo a todos los vecinos del barrio a unirse a nuestra causa. El Rosa Chacel es un centro con una historia detrás, que merece ser conservado. Lo publico es nuestro y debemos mantenerlo.

POR REBECA HIGUERAS

(Visited 1.637 times, 1 visits today)