El instituto Conde de Orgaz, en el barrio de Canillas, tiene una larga tradición realizando proyectos de ayuda social. En concreto, lleva años colaborando con entidades de Hortaleza para conseguir que las alumnas y alumnos del centro aprendan en situaciones reales colaborando y prestando un servicio a la comunidad. Así es como se creó el grupo de voluntariado Conde Solidario, que ha realizado proyectos como Alumnos Ayudantes o Mentorship, por el que alumnos de Bachillerato se convierten en tutores de alumnos del primer curso de Enseñanza Secundaria Obligatoria.

También han colaborado con los centros de mayores Nuestra Señora de La Merced y El Carmen llevando a cabo los talleres Alumn@s Móviles, donde ayudaban a los mayores a solucionar dudas en el uso del móvil, y Tejiendo Redes. No han faltado tampoco las acciones para mejorar la calidad de vida del entorno del instituto, organizando jornadas de limpieza de la zona verde que lo rodea, alguna de ellas acompañados del Equipo de Actuación Distrital de Hortaleza.

“Con los años, hemos visto que el interés de los chicos por participar, ser útiles y responsabilizarse va en aumento. Este tipo de actividades los hace involucrarse más, ver los problemas que tiene el barrio y proponer soluciones”, cuentan Maite Caride (jefa de Estudios) y Virginia Martínez (secretaria), coordinadoras del Conde Solidario.

Este interés hizo que buscasen más información sobre la metodología de aprendizaje por servicio (APS) y acabaron aceptando participar en el proyecto europeo Erasmus+ sobre voluntariado y servicio a la comunidad.

VOLUNTARIADO EUROPEO

Desde septiembre de 2019, el instituto Conde de Orgaz participa en el proyecto Erasmus + K201: The Social Service for Students, as a Complex Institutional Innovative Programme, una iniciativa de innovación educativa en la que intervienen centros e instituciones de Grecia, Italia, Holanda, Hungría y España y cuyo resultado sirve para guiar a futuros alumnos y docentes en la búsqueda de diferentes aspectos del voluntariado en Europa.

El desarrollo del proyecto incluye la realización de movilidades, una en cada país participante, en la que viajan tres profesores y tres alumnos. La primera fue en noviembre de 2019 a Budapest y tuvo muy buenos resultados. “Los alumnos que viajan aprenden mucho de las buenas prácticas de otros, cogen ideas y, luego, al volver, las transmiten a sus compañeros”, explica Maite. La siguiente iba a ser a Utretcht en marzo de 2020, pero la pandemia por el coronavirus lo paró todo y no ha sido hasta este año cuando se han podido celebrar las movilidades previstas.

“Tener una experiencia así los hace madurar mucho y cambia su forma de pensar en cuanto a las necesidades de otros”, Maite Caride

El turno de España llegó el pasado 8 de mayo y el Conde de Orgaz acogió durante cinco días a profesores y alumnos de los centros socios europeos y desarrolló un completo programa de actividades para mostrarles las buenas prácticas de voluntariado que se desarrollan en el centro y en el barrio de Hortaleza.

En la jornada de inauguración, se organizó una conferencia con Radio Enlace, la Unidad de Participación Ciudadana del Distrito, las asociaciones El Olivar y Alacrán 1997, el centro de mayores Nuestra Señora de la Merced, el Equipo de Acción Distrital y otros colectivos de Hortaleza que han colaborado en el proyecto Erasmus +. Evento de dos horas que se llevó a cabo íntegramente en inglés y que Radio Enlace grabó, con la ayuda de los alumnos.

Con motivo del cierre del proyecto Erasmus +, el 30 de septiembre se realizó una conferencia en el centro para dar difusión a todas las acciones realizadas en su contexto durante estos tres años, así como escuchar de boca de las alumnas y alumnos voluntarios qué han significado para ellos. “Tener una experiencia así los hace madurar mucho y cambia su forma de pensar en cuanto a las necesidades de otros”, resume Maite Caride.

(Visited 42 times, 1 visits today)