El instituto público Conde de Orgaz, el más antiguo del distrito, celebra este sábado 17 de marzo su 50 aniversario con una fiesta que pretende reunir a todas las generaciones que han pasado por sus aulas. El acto, que será multitudinario, congregará a profesores y alumnos de ayer y hoy en una jornada para el reencuentro abierta al barrio, verdadero protagonista de la celebración.

«50 años creciendo con el barrio» es el lema de un aniversario que comenzará a las 11.30 horas con una representación que teatralizará la relación del centro de la calle Nápoles con su vecindario en estas cinco décadas.

«Se contará la historia a nuestra manera, de forma divertida, con alumnos, profesores y madres y padres», explica la actual directora del Conde de Orgaz, Mirentxu Arias, que lleva semanas recopilando recuerdos de docentes y alumnado para recomponer un relato que comienza en 1968, en un descampado de los confines de Madrid.

«Las ovejas a veces se colaban dentro del instituto», asegura la directora evocando las anécdotas compartidas en un grupo de Facebook que ha recuperado el rastro de antiguos alumnos y alumnas hasta de la primera promoción del instituto, cuando un muro dividía a chicos y chicas que hacían excursiones desde el pueblo de Hortaleza, atravesando viñedos y tierras de cereal, para acudir a clase.

Las fotos más antiguas compartidas en la red social muestran el instituto rodeado por un secarral, el mismo en el que David Lean levantó los decorados moscovitas de Doctor Zhivago, y donde poco después emergerían las torres del barrio de Esperanza. Todas en un blanco y negro que segregaba por sexos hasta en la hora del recreo.

El instituto, en una imagen actual

La explosión de color llegó en la década de los 80, en paralelo a la Movida, cuando el instituto albergaba a 1.300 jóvenes por curso. Años de matutino, vespertino y nocturno, de música y mucho teatro a la salida de clase. Alumnos de aquella época se subirán al escenario que se instalará el sábado en el patio del Conde de Orgaz, tras el homenaje a los diferentes equipos directivos y a los ‘profes’ que ya no están, para dar ritmo a la fiesta.

El concierto resucitará a uno de los muchos grupos que nacieron y acabaron en el instituto. «Se llaman Los Gnomos del Bosque, y sus componentes se dedicaron luego a la música profesional, uno de ellos es fundador de La Musgaña«, apunta Mirentxu aludiendo a una de las formaciones más importantes de la música folk española. Las actuaciones pondrán melodía a los reencuentros, y se podrá brindar por ellos.

También por un instituto público que logró sobrevivir a la competencia de la concertada con mucho arte. El sábado se expondrán obras de alumnos y profesores del único centro de Hortaleza con bachillerato artístico. Una muestra que acompañará las actividades de la tradicional Semana Cultural del centro, que prolongará hasta el jueves un aniversario para recordar.

(Visited 2.012 times, 1 visits today)

Comparte este/a entrada