Cuando se busca en Internet Canillas, lo primero que aparece es el C.D. Canillas. Y eso que hablamos de un club que sólo representa a un barrio del distrito de Hortaleza, y cuyo primer equipo juega en la regional preferente de Madrid.

Parte de su fama se debe a los apellidos de algunos de los chavales de sus categorías inferiores: Zidane, Mourinho. Se trata, en efecto, de los hijos del mítico jugador francés del Real Madrid y del vástago del polémico entrenador.

ORIGEN HUMILDE

Más allá de los niños, el propio José Mourinho y sus porfías en el banquillo del Bernabéu pusieron hace poco al Canillas bajo los focos. El portugués es amigo del presidente del club, José Manuel Álvarez Fernández, que, en un arranque de inocencia (o no), afirmó públicamente que el técnico le había asegurado que la temporada que viene no podría seguir apoyando al Canillas porque no estaría aquí. El huracán que levantaron estas declaraciones y sus desmentidos posteriores consiguió que en menos de un mes se hablara más del Canillas que en sus 50 años de historia.

mou-canillas

El entrenador portugués José Mourinho, celebrando su cumpleaños en las instalaciones del club.

Pero debajo de la espuma de los medios hay un proyecto sólido de club de fútbol, que comenzó a principios de los años sesenta en el bar Los Merinos, en la calle Nápoles, en una tertulia de aficionados que decidieron fundar un equipo.

Con cambios de nombre (desde 1975 se llama definitivamente Canillas), fusiones con otros equipos y mudanzas —ocupa sus instalaciones actuales en la calle Agustín de Iturbide, de titularidad municipal, desde 1997—, el Canillas se ha convertido en un referente para el fútbol base.

En la actualidad forman el club 32 equipos distintos entre fútbol 11 y fútbol 7, con categorías que van desde aficionados hasta prebenjamines, pasando por juveniles, cadetes, infantil, alevín, benjamín y baby escuela, además del equipo femenino. Más de seiscientos niños se forman en el seno del Canillas en el fútbol base.

La clave del éxito del club es, por un lado, una gestión muy profesionalizada para un equipo modesto. Su organigrama incluye a técnicos o médicos, pero también algo tan exótico en estas categorías futbolísticas como nutricionistas o especialistas en logística y marketing.

BOTELLA, PRESIDENTA

La otra pata del poder del Canillas asoma en los contactos del club y de su presidente con personajes importantes de Madrid, que no parecen tener fin: por ejemplo, la alcaldesa Ana Botella es presidenta de honor del Canillas, y el portavoz socialista Jaime Lissavetzky ha sido homenajeado en torneos del club.

El contraste de la influencia del Canillas con respecto a otros equipos del distrito es palpable. Como resultado nos encontramos con un club de fútbol base con reconocimientos de la FIFA, que tiene un convenio especial con el Real Madrid, con radio y televisión propias en Internet, anfitrión de torneos internacionales de nivel infantil o alevín que son referencia mundial, y que organiza cursos de técnica futbolística en los que intervienen figuras como Radomir Antic o el inevitable Mourinho. El año que viene veremos qué sustituto buscan para The special one

zz-canillas

El exfutbolista francés Zinedine Zidane, junto al presidente del Canillas, Manolo Álvarez.

(Visited 1.721 times, 1 visits today)