Quería comenzar con un “estimado señor” esta carta de un vecino de Manoteras al jefe del Departamento de Deportes del Distrito de Hortaleza. Entonces sentí que podría parecer hueco que, sin conocernos, usara el manido “estimado”.

Como era urgente y necesitaba que fuera en abierto porque cubrir las heridas perjudica su cicatrización, miré en Internet y descubrí a un joven comprometido y formado, preparador físico, licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte y vocal del Colegio Oficial de Licenciados en Educación Física y en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de la Comunidad de Madrid. Amén de esto, también politólogo.

Entonces me di cuenta de que compartía mucho y que empatizaba porque seguro que los valores del deporte y de la educación son compartidos, también los del servicio público y también la propia Hortaleza, una “polis” con muchas identidades. Así que me he decidido a usar el «estimado» con pleno derecho y rechazar el usted que hoy en día implica distancimiento.

Como es tradición en Manoteras, salvo durante la terrible pandemia, anualmente celebramos en junio las fiestas de este barrio, uno de los menos atendidos históricamente, razón por la que los fondos PIBA han tratado de equilibrar históricas carencias. Este año se pensaron unas fiestas sencillas en las que la asociación vecinal intervendría con “Las comidas del mundo”, un encuentro en la diversidad que va más allá de la gastronomía y la cultura. También el Club de Montaña de Manoteras aportaría en el “roko” su granito de arena o sus bloques y presas.

Además, se acordó una las empresas más queridas del Manoteras, la cooperativa Tapa, Tapita, Tapón, fuera la protagonista ya que cumple 25 años de trabajo y de formación, pues de ella ha salido una gran cantera de buenos profesionales dedicados o no al espectáculo.

Todo era sencillo, pero todo se desmoronó tras recibir tu carta. Allí nos decía que “por parte del Distrito, no es viable la propuesta de su asociación de aumentar el horario de iluminación, debiendo los promotores de las fiestas aportar los elementos de iluminación y suministro de energía oportunos”.

¿Cómo aumentar el horario si desde hace tres años no se iluminan las canchas? Si has visitado el parque de Manoteras, puedes hacerte una idea de la inseguridad que genera atravesarlo en penumbra. Estarás de acuerdo en que no es justo que en invierno nuestros jóvenes y la vecindad no puedan utilizar una instalación municipal destinada al deporte más tarde de las ocho. ¡Qué triste! Esto sé que lo compartes porque eres promotor del deporte. Nosotros hemos hecho mal porque permitimos con la pandemia que se nos recorte un espacio de salud y convivencia. Mal hecho por nuestra parte, sí. Sobre todo, porque ahora descubrimos que el motivo ha sido “una vandalización continuada de los elementos de alumbrado de la instalación”.

"Hay tristeza y enfado, no te lo voy a negar. Con tu carta, se han dejado de contratar el sonido, los músicos y los servicios de restauración"

Esta es la primera y lamentable noticia que tenemos. ¿Qué vandalizaciones han sido esas? En Manoteras no constan. Si fuera así, ¿debe pagar las consecuencias de unos supuestos actos vandálicos la asociación vecinal y el barrio? ¿Por qué se nos roba un derecho? ¿Por qué no se permite hacer deporte? ¿Por qué se nos pone trabas a las fiestas con ese argumento? No creo que se acuse a la asociación vecinal de la vandalización. ¿De verdad lo crees? Pero la memoria no nos falla y tenemos claro que hay un asunto oscuro por el que podemos estar pagando ahora esta discriminación e injusticia.

Creo que en aquel entonces no estabas en la Junta de Hortaleza. Corrígeme si no es así. Era junio de 2018 y celebrábamos las fiestas de Manoteras. Había mucho público. Las gradas y las canchas eran un lugar alegre y ya se había hecho de noche. De repente, aunque estaba autorizado, las luces se apagaron. Nos quedamos a oscuras y comenzaron las voces y los gritos.

No te quiero describir todo, pero supón el miedo de las familias con niños pequeños y los golpes y tropezones que hubo. Me consta algún caso en que hubieron de acudir de urgencias al hospital por una anciana herida. Quizá tendríamos que haber puesto una denuncia contra contra la Junta Municipal y que un juez hubiera dejado negro sobre blanco aclarado el asunto. No es nuestro modo de actuar. Se nos comentó que fue una negligencia del técnico encargado de dar las instrucciones porque las fiestas estaban autorizadas y el horario se había ampliado.

Pediremos al vecindario que se traiga linternas, que nos iluminen e iluminen a un Ayuntamiento que todos queremos sentir de la ciudadanía

Como puedes leer en la crónica de aquella fiesta, era caótico, pero una ayuda inesperada nos permitió devolver la normalidad y continuar con la fiesta. Cierto que no era lo más adecuado. Estábamos a oscuras y la situación era peligrosa. Y no, no pusimos denuncia.

Fuera de este incidente, que muchos consideraron intencionado, esta asociación no ha sabido de ninguno más. ¿Consideras, estimado amigo, justo que se nos resten espacios deportivos y se nos boicoteen las fiestas por aquella negligencia o maldad de un funcionario?

Todo esto ha abierto una herida en los más de 16.000 habitantes de este barrio. Hay tristeza y enfado, no te lo voy a negar. Con tu carta, se han dejado de contratar el sonido, los músicos y los servicios de restauración. La fiesta se autofinanciaba pero sin luz la seguridad se pone en riesgo y ya lo pasamos muy mal hace cuatro años.

Como cuando se teme la tormenta, el próximo sábado miraremos al cielo cuando llegue el atardecer para ver si los focos se iluminan. Entre tanto, pediremos al vecindario que se traiga linternas, que nos iluminen e iluminen a un Ayuntamiento que todos queremos sentir de la ciudadanía.

Disculpa la extensión de esta carta. Necesitaba que el aire curara la herida abierta. Confío en que podamos celebrar un encuentro de vecindad sin las malas hierbas del rencor y por la convivencia y  por nuestras gentes. Confío en que podamos brindar por ello contigo este sábado desde las siete de la tarde en el parque de Manoteras.

Con afecto, un cordial saludo,

Juan

PD: Te dejo el cartel de las fiestas.

 

(Visited 611 times, 1 visits today)