En 1978 abre sus puertas una asociación formada por un grupo de voluntarios en el distrito de Hortaleza, llamada Amejhor (Atención de Menores y Jóvenes de Hortaleza), con la finalidad de trabajar con niños, jóvenes, presos y drogodependientes. No fue hasta 1988 cuando se legalizaron oficialmente como asociación para poder ampliar su actividad accediendo a subvenciones.

Hoy, un grupo de aproximadamente 20 voluntarios trabaja a diario en un programa educativo pensado para los vecinos del barrio de la UVA, que se centra en la prevención, ya que las interacciones sociales iniciales son la base sobre la que se fundamenta las diversas conductas del futuro ser adulto.

Sin embargo, esta asociación se ha visto amenazada en las últimas semanas por la demolición que previsiblemente hará el IVIMA (Instituto de la Vivienda de Madrid) de su sede, ya que será uno de los afectados en esta fase de realojo, que conlleva la entrega de viviendas al vecindario y el derribo de los edificios antiguos.

Sin alternativa viable

La solución propuesta por el IVIMA pasa por la cesión de un local en contrato de alquiler, perdiendo la titularidad por parte de Amejhor del mismo, lo que haría perder la autorización de Centro de Día, que tienen desde 1996. Aceptar estas condiciones es inadmisible para esta asociación, ya que el local ofrecido por el IVIMA necesita una reforma, ya que no tiene suelo ni instalación eléctrica.

Amejhor se financia gracias a la  ayuda de socios y donaciones, y a la concesión de subvenciones desde Servicios Sociales del Ayuntamiento de Madrid y otras instituciones, por lo que le resultaría imposible la continuidad en estas circunstancias. Por ello, el 17 de mayo, sacaron sus actividades a la calle, para que se reivindicase el trabajo de asociación y el apoyo del barrio.

A día de hoy, parece inminente el derribo de Amejhor en manos del IVIMA, organismo creado en principio  “para hacer frente a las demandas organizativas y funcionales derivadas de las transferencias del Estado a la Comunidad de Madrid en materia de vivienda, en el  contexto de apoyo a la vivienda social, de renovación del parque residencial y de empuje al crecimiento económico de la región”, y ahora, convertida para esta asociación en el muro que impide que puedan desarrollar actividades que ayudan a uno de los barrios  más desfavorecidos del distrito, tanto a nivel territorial, como a nivel social.

Así, Amejhor solicita “la continuidad en el local actual y, si no fuera posible, un local en las mismas condiciones que el actual, acondicionado al trabajo que realizan con la infancia y sin cargas ni gravámenes que la asociación no puede asumir”.

(Visited 512 times, 1 visits today)

Comparte este/a entrada