Hortaleza Periódico Vecinal

Una fiesta multitudinaria para celebrar los 50 años del primer instituto del barrio

El instituto público Conde de Orgaz reunió a docentes y alumnado de todas las generaciones en una emocionante jornada de reencuentros que rememoramos con una crónica en primera persona de su directora


 Última hora
  • Ciudadanos pide el cierre de las salas de estudio algunos domingos y festivos La formación naranja lleva la propuesta al primer Pleno del distrito después del verano, y denuncia "robos, enfrentamientos, insultos e intentos de agresión" al personal de los centros culturales...
  • Música en directo para hacer la compra Los mercadillos que cada semana se instalan en Hortaleza y Canillas se disfrutan con todos los sentidos. Los productos de los puestos de fruta y verdura entran por los ojos,...
  • Vuelve la Feria de Asociaciones de Hortaleza Por tercer año consecutivo, la Feria de Asociaciones llenará de actividad el parque Alfredo Kraus el sábado 22 de septiembre, convirtiéndose en escaparate y lugar de encuentro del diverso tejido asociativo del distrito...
  • Vuelven los tatuajes solidarios de 13 Ovejas Negras El establecimiento 13 Ovejas Negras Tattoo & Piercing ha organizado una recogida solidaria de material escolar para los niños de Hortaleza, en colaboración con la asociación vecinal Canillas...
  • El periódico vecinal suena en la radio del barrio Este martes, Hortaleza Periódico Vecinal comienza una nueva temporada de su sección radiofónica en la emisora comunitaria de Hortaleza, Radio Enlace. Las mujeres y el nuevo Espacio de Igualdad del distrito serán protagonistas esta semana...

Una fiesta multitudinaria para celebrar los 50 años del primer instituto del barrio

Foto David Navarro

Una fiesta multitudinaria para celebrar los 50 años del primer instituto del barrio
abril 26
09:00 2018

Una vez pasado el 17 de marzo, día en que celebramos el 50 aniversario del instituto Conde de Orgaz, ubicado en la calle Nápoles y el más antiguo del distrito, Hortaleza Periódico Vecinal se puso en contacto conmigo para que escribiera un articulo sobre el evento y los preparativos que llevamos a cabo.

En ese momento descubro que estoy extenuada, que el intenso trabajo previo y las emociones vividas ese día han pasado factura y, poco a poco, voy anotando las ideas que me van viniendo mientras releo los mensajes recibidos de los profesores, las publicaciones en Facebook, artículos en blog personales y cartas-poemas que escribieron antiguos alumnos que vencieron la pereza de ese día infernal de lluvia y nieve, que tiró por tierra toda la organización que habíamos preparado con tanto cariño.

Y, de repente, veo que vuelvo a estar activa, que la ilusión del reencuentro que se desprende de todos los testimonios son la mejor medicina para el cansancio que, incluso, me dejan con ganas de más, ya que en ellos se percibe deseo e ilusión por un nuevo encuentro y parece el germen de algo que todavía no he dado forma, pero que sería una pena dejar morir.

EL ANIVERSARIO

Los asistentes rejuvenecieron y descubrieron que aunque su aspecto ha cambiado, por dentro son los mismos. Que sonreían a gente a la que a veces no recocían pero se dejaban abrazar por ella, impactados por formar parte de sus recuerdos y haber dejado una marca de la que no eran conscientes.

Más de 700 personas intentaban reconocerse en las fotos que empapelaban los pasillos mientras que en el escenario del salón de actos -al que una gran parte no pudo acceder-, se representaba una historia abreviada y divertida del centro que era el reflejo de la historia de nuestro país.

Antonio Gómez, uno de los profesores que ha sido director del centro, me contó que le costó mas de 40 minutos atravesar ese pasillo, y otro director, Martín Mahillo, estaba tan a gusto siendo abordado con tanto afecto que no se dio cuenta que era en el salón de actos donde debía estar presente. Y allí debía estar ya que le nombramos varias veces. Sus frases míticas fueron repetidas con nostalgia y diversión por el público asistente.

El salón de actos, abarrotado durante la celebración / Foto David Navarro

Los que se encontraban en el salón de actos intentaban reconocerse en algún fragmento del texto y aunque avisé al comienzo que nadie se sintiera ofendido si no era nombrado, alguno ya me ha reprochado que no hablara mucho de la generación de los 80.

Y tienen razón y no la tienen. Yo tenia que dar igual peso a todas las décadas, pero es verdad que durante 20 años el centro vivió su momento de esplendor con un movimiento cultural desbordante comandado por un grupo deprofesores excepcionales. Gran parte de los mismos estaba en la celebración, y a los que ya no están los nombramos con afecto y los recordamos por su gran trabajo.

Es imborrable la imagen de Amelia (profesora de Lengua) sepultada en el pasillo por los abrazos de los alumnos emocionada y temblorosa. Pero este grupo de alumnos no se dejó arrinconar por las pobres palabras de esta directora y, según me cuentan, arrastraron a su querida Beatriz Canals a comer, a merendar y a cenar, siendo sus ganas de diversión tan grandes que acabaron enlazado con la celebración de San Patricio. Afortunados.

REENCUENTROS

Mientras la música del germen de La Musgaña sonaba por el pasillo, algunos encontraron refugio en las clases y revivieron momentos pasados echándose unas risas sentados en las míticas mesas verdes, y se transportaron a otra época, llena de música, de amigos y de días felices.

En realidad a muchos no les importó no estar en el salón de actos, a lo que venían era a ver si encontraban a antiguos compañeros y abrazar a profesores a los que recordaban con cariño. De repente me fijo en dos señores mayores a los que me acerqué solícita pensando que eran profesores de la primera etapa del Conde.

Pues no, eran alumnos del nocturno (uno cartero y el otro policía) que se apuntaron a estudiar con 35 años y vivieron unos cursos divertidos de los que salieron convertidos en grandes amigos. Y allí estaban, contentos y emocionados preguntándome si había alguno de su quinta. Los perdí de vista, una pena, me hubiera gustado muchísimo saber si habían encontrado más compañeros.

Paneles de fotos en el pasillo del centro / Foto David Navarro

“Te acuerdas de…” fue la frase del día y me llegó al corazón que la mayoría de los recuerdos fueran del teatro, de los viajes de fin de curso, la revista que publicaba el centro, los bocadillos del bar. Un centro escolar es mucho más que lo académico, durante unos años, que además son fundamentales para el tránsito a la vida adulta, profesores y alumnos conviven y está en nuestra mano que seamos para los alumnos un punto de apoyo para desarrollen sus anhelos y descubran sus capacidades. Las lecciones son muy importantes y muchas veces han determinado una vocación futura, pero lo extraescolar todavía lo es más y por eso debemos ir más allá de lo que nos marcan los currículos y las leyes. ¡Qué profesión tan bonita y tan vocacional!

AGRADECIMIENTOS

Y me siento en deuda con todos los que se ofrecieron para preparar el 50 aniversario: instituciones, asociaciones del barrio y del centro, medios de comunicación, antiguos alumnos y profesores y también con los profesores y alumnos actuales que se volcaron como anfitriones para que saliera adelante la celebración.

Ha sido una alegría recibir llamadas (como la del director de este periódico) en las que me brindaban todo su apoyo, el preguntar en las jornadas de acogida o en las visitas a centros adscritos que quienes eran antiguos alumnos del IES Conde de Orgaz y ver levantarse un mar de manos.

De forma espontánea se han presentado durante la jornada escolar antiguos alumnos que habían hecho un hueco en sus tareas para ofrecer su colaboración. Por las noches convertí en una costumbre el meterme en la página de antiguos alumnos de Facebook, en la que me admitieron con gran generosidad, y cotillear entre las fotos y leer comentarios y recuerdos tan divertidos.

Fue en ese momento cuando comencé a entender lo grande que iba a ser el día del 50 aniversario y cambie mi idea inicial por otra en la que tuvieran cabida más protagonistas de la historia del centro. Aquí no tengo mas remedio que lamentarme otra vez del tiempo, me hubiera gustado ver como todos los asistentes bailábamos al ritmo de la música celta de Los Gnomos del Bosque (Juan Vera, Fernando Javierre, Jaime Muñoz, David Ojeda y Dani Vera).

Y con la música de David, Raul y Mikel, alumnos del nuevo milenio, fuimos saliendo poco a poco del refugio del salón de actos para darnos un baño de cariño y nostalgia que nos dejan reconfortados y exhaustos.


Mirentxu Arias es la actual directora del IES Conde de Orgaz

(Visited 676 times, 1 visits today)

Acerca del autor

Mirentxu Arias

Mirentxu Arias

Artículos relacionados

0 Comentarios

Sin comentarios aún

Por ahora no hay comentarios, ¿quieres añadir uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Ya disponible nuestro nuevo número

Ya disponible nuestro nuevo número

Síguenos en las redes sociales



Lo más popular de la semana




x Shield Logo
Este sitio es protegido por
The Shield →