Cuando llegaron las Navidades, pensé que este año no tendríamos Cabalgata en Hortaleza. Así que cuando nos enteramos de que se había organizado algo, no dudé en prepararme para ir. Daba igual que hiciera frío, que hubiera que caminar hasta el auditorio o que fuera un espectáculo cortito, yo quería mantener la tradición de ir todos los años a celebrar juntos la noche de Reyes.

Llegamos allí con mis padres, mi hermana, mis tíos y mis primos. Nos sentamos en unas gradas con muchas medidas de seguridad y en ese momento cantaba Sitara en el escenario. Después, aparecieron los Reyes Magos y hubo un pequeño teatro con varios personajes. Vimos a unos chicos bailando break dance y el público coreaba “Hortaleza, cómo mola, se merece una ola”.

Había luces, decoraciones, muñecos luminosos, hadas y elfos. Los niños de las gradas cantaban “Pero mira cómo beben los peces en el río” y algunos padres parecían tan animados como sus hijos. Lo pasamos tan bien que hasta se me olvidó que hacía frío.

A pesar de un año tan duro, quiero creer que tal vez esta Cabalgata sea el comienzo de un tiempo mejor. Volvimos a casa con la ilusión de despertarnos con un árbol lleno de regalos. Estoy muy contenta de ser de este barrio. “¡Hortaleza, cómo mola, se merece una ola!”.

Grandes y pequeños, en las gradas del auditorio durante la visita de los Reyes Magos. ÁNGEL SÁNCHEZ

(Visited 494 times, 1 visits today)