Esta iniciativa tiene su origen en la actividad de patinaje que esta asociación vecinal —en colaboración con el club Tiso Patín— llevó a cabo, en este mismo espacio, el 22 de noviembre del 2015, con una asistencia de más de 200 personas. Esa alta participación fue una muestra del acierto en la elección del tipo de actividad, por lo que se pensó en convertirla en una cita crónica mensual.

La elección de la calle Princesa de Éboli, en su tramo entre las calles Pi y Margall y Conde de Mayalde, en la trasera del colegio público Adolfo Suárez y frente a la escuela infantil Rocío Dúrcal, se debe a que es una zona que no tiene tránsito durante los fines de semana y que no causa ningún trastorno al tráfico.

Además, este tipo de autorización se ha concedido en otras zonas de Madrid y ha tenido un resultado muy beneficioso para el vecindario. El próximo día 5 de junio vuelve a cerrarse la calle y están organizándose las actividades de la mañana, para lo que se ha invitado a todas las AMPAS del barrio y al Club Deportivo Valdebebas.

A la espera de un polideportivo municipal

Sanchinarro es un barrio con muchas familias jóvenes, deportistas y con niños en el que existen pocas ofertas de ocio deportivo y gratuito, por lo que esta iniciativa servirá para favorecer el encuentro entre los vecinos y fomentar la participación y la buena convivencia.

Mientras tanto, se espera la construcción de un polideportivo municipal en Sanchinarro, contemplado en la planificación de esta barriada desde hace más de un lustro, pero aún sin ejecutar tras más de 10 años de ocupación de las viviendas.

Queda por resolver un aspecto tan importante como el de la responsabilidad civil en caso de que hubiese algún percance, que la asociación de vecinos de Sanchinarro cubrió con su propio seguro cuando realizó la actividad en el pasado. Pero según las palabras de la concejala presidenta Yolanda Rodríguez: “Si Movilidad aprueba la propuesta, la responsabilidad civil quedaría cubierta por el seguro del Ayuntamiento”.

Fomentar el deporte y la buena convivencia

El Pleno de Hortaleza del 19 de abril, a iniciativa del grupo municipal Ahora Madrid, aprobó una proposición en la que se solicitaba “el cierre de la calle Princesa de Éboli los primeros domingos de cada mes y que se promueva el cierre al tráfico de otras zonas del distrito de Hortaleza para fomentar que el vecindario realice actividades de ocio, deportivas y de convivencia vecinal”. Esta sinergia entre la asociación de vecinos de Sanchinarro y el grupo municipal Ahora Madrid, apoyada también por el grupo municipal del PSOE, alumbrará un nuevo espacio para disfrute de los habitantes del barrio.

(Visited 961 times, 1 visits today)