Valdebebas, el nuevo desarrollo urbano de Hortaleza, no logra desprenderse de los problemas jurídicos que han lastrado durante años el crecimiento del último barrio construido en Madrid. El pasado 4 de marzo, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid anulaba el Plan Especial de 2014 del Ayuntamiento de Madrid que transformaba la parcela destinada inicialmente a un gran centro comercial y dividirla para permitir la construcción de un millar de viviendas, la mayoría protegidas, y de un colegio privado.

La sentencia responde a un recurso de la Asociación para la Promoción del Urbanismo Responsable, promovida por Luis Ignacio Martínez Alías, conocido como el “demandante habitual” de Valdebebas tras litigar contra muchas otras promociones de este desarrollo, provocando que algunos cooperativistas no pudieran acceder a sus casas incluso cuando ya estaban construidas y listas para la mudanza.

La sentencia del TSJM afecta sobre todo a los 65 cooperativistas de Valdecam Valdebebas, que estaban a punto de iniciar las obras de sus futuras viviendas para tenerlas listas el año que viene. También retrasa la construcción del colegio privado Joyfe, que iba a ser el primer en Valdebebas y pretendía abrir en septiembre de 2017.

Los afectados lograron reunirse el pasado 12 de mayo con la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y el concejal de Urbanismo, José Manuel Calvo, a los que reclamaron una modificación puntual del Plan General, origen de todos los problemas jurídicos de Valdebebas, para desatascar la paralización impuesta desde los tribunales.

El Ayuntamiento se comprometió a trabajar en “dos direcciones”: preparar la modificación que exigen los afectados al tiempo que recurre la sentencia. Según la asociación vecinal de Valdebebas, que también estuvo presente en la reunión, la alcaldesa se comprometió personalmente a resolver el problema de los cooperativistas. “El Ayuntamiento en mi persona está con vosotros”, dijo Carmena.

(Visited 735 times, 1 visits today)