Entrar en la hemeroteca es como subirse al DeLorean de Regreso al futuro y viajar al pasado. A través de los periódicos podemos plantarnos en la Hortaleza del 3 de abril de 1979, un barrio con aeropuerto internacional (Barajas pertenecía administrativamente al distrito) pero sólo una parada de metro, Esperanza, que fue inaugurada al comienzo de ese mismo año.

Hortaleza estaba en los confines de la capital, extrarradio que acarreaba todo tipo de «graves problemas», como denunciaba el documento ‘10 puntos para cambiar un distrito‘ donde la Coordinadora de Asociaciones Ciudadanas de Hortaleza reunió todas las carencias de nuestros barrios. Por ejemplo, en 1979 se contaban 2.023 chabolas o viviendas de «pésima calidad» en todo el distrito. El agua corriente no llegaba a 2.088 hogares y en 2.215 no había ni siquiera un retrete.

Además, muchos de los barrios del distrito no tenían calles asfaltadas, ni zonas verdes, tampoco alumbrado público, incluso alcantarillado. En todo el distrito había apenas dos institutos públicos y ningún ambulatorio, lo que provocaba que el vecindario tuviera que trasladarse al «congestionado y mal dotado ambulatorio del vecino distrito de San Blas» cuando necesitaba un médico.

Si todo esto fuera poco, el parque Pinar del Rey se encontraba en peligro por un proyecto de autopista para unir Cuzco con Barajas que habría dividido para siempre en dos el distrito, y las inmobiliarias pujaban por la Huerta de la Salud para enladrillarla con más edificios.

Niños jugando en el barrio de Huerta de la Salud en 1977. LA UNIÓN DE HORTALEZA

Aquel enorme distrito de Hortaleza de casi 7.000 hectáreas que extendía sus lindes hasta el río Jarama agrupaba 161.735 habitantes, según el padrón de la época, pero se gobernaba lejos de todos esos problemas, desde el centro de Madrid, por un alcalde interino, Luis María Huete, que apenas duraría cuatro meses en el cargo. Eran tiempos de transición, y el vecindario acababa de estrenar las urnas tras cuatro décadas de dictadura.

Como en el resto de España, el vecindario de Hortaleza pudo votar en junio de 1977, por primera vez desde los tiempos de la República, un parlamento democrático y constituyente que legitimó a Adolfo Suárez como presidente del Gobierno.

A finales de 1978 volvieron a desempolvarse las urnas para el referéndum de ratificación de la Constitución, y aprobada la Carta Magna se disolvieron las cortes. Así, el 1 de marzo de 1979 llegaron las segundas elecciones generales que avalaron la permanencia de Suárez en La Moncloa. Y sólo cuatro semanas después, tocaba elegir los primeros ayuntamientos democráticos.

En 1979 se contaban 2.023 chabolas o viviendas de “pésima calidad” en todo el distrito. El agua corriente no llegaba a 2.088 hogares y en 2.215 no había ni siquiera un retrete

VICTORIA DE LA IZQUIERDA

El 3 de abril de 1979, hace 40 años, se celebraron las primeras elecciones municipales de la restaurada democracia. Solo municipales, porque la Comunidad de Madrid ni siquiera existía todavía. En Madrid se produjo un empate entre la Unión de Centro Democrático (UCD), el partido de Suárez, y el PSOE, aunque los nueve concejales que obtuvo el Partido Comunista de España (PCE) decantaron la balanza a favor del candidato socialista, el profesor Enrique Tierno Galván.

Decíamos que Hortaleza se gobernaba desde Madrid en una ciudad todavía hipercentralizada, y muestra de ello es que no existen datos oficiales de aquellos comicios disgregados por distritos. Nos salva la hemeroteca, la hemeroteca del barrio, para aproximarnos a lo que votaba Hortaleza hace 40 años.

Mucho antes de que naciera este periódico vecinal, otros tantos vecinos ya hicieron su propio periódico. Se llamaba La Unión de Hortaleza y lo editaba la asociación vecinal de ese mismo nombre desde 1977, repartiéndose por todo el barrio a cambio de un donativo de 20 pesetas.

Tras las elecciones municipales del 3 de abril, el periódico La Unión Hortaleza editó un suplemento con los resultados en los barrios que formaban el núcleo de Hortaleza, como la UVA, Santa María, Virgen de la Salud, El Carmen, Virgen del Henar, San Miguel, Orisa y el pueblo de Hortaleza.

El pueblo de Hortaleza, en 1979 . LA UNIÓN DE HORTALEZA

Según los datos recopilados en ese suplemento, podemos saber que la izquierda se impuso con claridad en Hortaleza en las primeras elecciones municipales tras la muerte de Franco. El PSOE logró en Hortaleza un 46,48% de los votos, a los que se sumaba el 21,51% del PCE, mientras la UCD recogió el 26,76% de las papeletas del barrio, donde se acumuló un 37,25% de abstención, ocho puntos más que un mes atrás, en la convocatoria de elecciones generales del 1 de marzo.

En los comicios de marzo, la abstención se situó en el 29,07%, y se registraron diferencias en los resultados. El PSOE también era el partido más votado de Hortaleza, pero menos, logrando el 38,25%. La UCD, en las generales, se acercaba más a los socialistas acaparando el 31,52% del voto hortalino, y el PCE cosechaba un resultado menor al de las municipales, con un 16,06%.

En las municipales el PSOE se impuso en los ocho barrios que recopilaba el suplemento especial del periódico La Unión Hortaleza, aunque su mayor porcentaje de apoyo lo conseguía en el de Orisa, con el 52,67% de los votos, más de la mitad de todo lo escrutado.

La UCD, por su parte, obtenía sus mejores porcentajes en Virgen de la Salud y el pueblo de Hortaleza, con un idéntico 32,68%, y su peor resultado en la UVA de Hortaleza, con solo el 13,84% de los votos. En este barrio, el PCE fue el segundo partido más respaldado por detrás del PSOE, con el 32,17% de las papeletas. En la lista del PCE figuraba la joven abogada Cristina Almeida, que consiguió acta de concejal y ya vivía por entonces en el distrito de Hortaleza, justo al lado de otra abogada progresista llamada Manuela Carmena.

Portada del suplemento sobre las elecciones de La Unión de Hortaleza

(Visited 1.558 times, 1 visits today)

Comparte este/a entrada