Después de limpiar y recuperar las calles de los estragos causados por la borrasca Filomena, las vecinas y vecinos de la avenida de Bucaramanga en el barrio de San Lorenzo empezaron a ver actividad en el número 6 de dicha calle. Durante muchos años, en esta parcela estuvo ubicado el antiguo gimnasio del Club Fasán 2000, muy popular en su momento, pero que entró en declive allá por el año 2014, cuando “cambiaron los dueños, encarecieron los precios y empeoraron las condiciones de uso de las instalaciones”, según comentan algunos de los antiguos usuarios.

Desde su cierre, las plantas en superficie habían permanecido vacías, aunque siempre ha estado en uso el garaje subterráneo de cuatro plantas que hay en el sótano. Por ello, en cuanto comenzó el trajín de obreros y la actividad de las máquinas en la parcela, las preguntas empezaron a correr como la pólvora por las redes sociales del distrito y varias vecinas entraron en contacto con Hortaleza Periódico Vecinal para intentar averiguar qué se está construyendo en el antiguo Fasán.

NUEVO LOCAL COMERCIAL

Un supermercado de la cadena Lidl o un nuevo gimnasio son las ideas que han ido ganando peso entre las especulaciones del vecindario surgidas en estos meses, durante los cuales se ha estado llevando a cabo la demolición de las plantas sobre rasante a cargo de la empresa Anka Demoliciones.

El nuevo local comercial “sin uso definido” se ubicará en la planta baja del edificio

Este periódico ha tenido acceso al comunicado recibido en diciembre de 2020 por parte de los propietarios de los garajes subterráneos de la parcela donde se les informaba de la licencia de obra solicitada por parte de la empresa Diorte 2010, para encargarse tras la demolición del refuerzo estructural y del nuevo forjado de cimentación necesarios para la construcción de “un nuevo local comercial sin uso definido”.

El proyecto de las obras de refuerzo estructural ha sido elaborado por el ingeniero industrial Luis Fernando del Bosque González, donde se han tenido en cuenta las cargas previstas para la edificación del nuevo local comercial que se construirá sobre el forjado de la planta baja –objeto de un proyecto independiente–.

En dicho documento, se indica que “este local comercial llevará una entreplanta o planta primera, donde se ubicarán las oficinas, y una cubierta exterior, donde se ubicará la maquinaria”. Además, se añade que “se aumenta la sobrecarga de uso del nuevo forjado, aumentando con ello el abanico de posibilidades de las futuras actividades que se puedan desarrollar dentro de la edificación”.

(Visited 2.653 times, 1 visits today)