La malagueña asociación AVOI (Asociación de Voluntarios de Oncología Infantil) trabaja con niños oncológicos desde el momento en el que se encuentran hospitalizados hasta incluso después de haber superado la enfermedad. Tanto el presidente de AVOI, Juan Carmona, como el técnico de Deporte de Alhaurín el Grande (Málaga) y encargado de coordinar la escuela de fútbol, Luis Sánchez, son personas muy comprometidas con esta causa y, gracias a ellos, ha podido realizarse esta tercera edición del torneo de oncofútbol, la primera en la que participan niños de Madrid, en concreto de los hospitales Niños Jesús y La Paz.

La Diputación de Málaga apoya este tipo de partidos, al poseer una liga de fútbol competitiva y otra que no lo es y en la que tiene cabida cualquier niño con algún tipo de minusvalía, pudiendo realizar este deporte con total normalidad.

ACTIVIDADES COMO TERAPIA

Y es que tanto los niños como los padres necesitan realizar actividades que, por unas horas, los alejen de los tratamientos y del dolor porque, cuando juegan, no les duele nada.

Aquí en Madrid, Eduardo, padre de Mateo y miembro de la Fundación Unoentrecienmil, nos cuenta que en Radio Marca los chavales tienen un espacio al que llaman radio pelona, donde los pequeños se sienten periodistas por un día, ya que entrevistan a atletas de élite y se preparan con antelación las preguntas. Como en ocasiones los niños no pueden acudir a la radio debido a su estado de salud, están pensando en llevar la radio al hospital para que los niños hospitalizados también puedan realizar esta actividad contribuyendo a mantener la cabeza fuera del entorno médico, aunque solo sea por un corto periodo de tiempo.

SOLIDARIDAD HORTALINA

Hasta una semana antes del torneo, los organizadores no habían encontrado un campo que los acogiera. Esta necesidad llegó a oídos del presidente del Spartac de Manoteras, José Antonio Díaz Fernández, quien, sin dudarlo, ofreció su campo. Es de suponer que, habiendo dinero de por medio, esta situación seguramente no se habría producido. Lamentable, ya que tanto los niños como las familias se merecen acciones de generosidad como esta y sin previo pago, porque el dinero no lo es todo en la vida, ellos lo saben bien.

Paco Buyo, ex portero de la Selección Española y del Real Madrid, junto a Luis y Juan, miembros de AVOI / Photoleza

También se contó con la presencia de Paco Buyo, exportero de la selección española de fútbol (quién puede olvidar el partido España-Malta) y del Real Madrid. Por lo visto, se encontraron por causalidad con el cancerbero en el AVE que los traía a Madrid y este, al enterarse del motivo del torneo, no dudó en aparecer en el campo para alegría de mayores y niños.

Al final, todos se llevaron su premio: medallas para todos y trofeos para los equipos de alevines que participaron: Atlético de Madrid, Rayo Vallecano, Alcorcón y Málaga, que no dudaron en hacerles el pasillo a los protagonistas de la jornada.

DONAR MÉDULA

Sin duda, es el titular con mayúsculas y es que en enfermedades donde la tasa de supervivencia es del 80% es importantísimo tener suficientes donantes que garanticen el trasplante. Lamentablemente, el 25% de las personas que lo necesitan no llegan a encontrar al donante adecuado.

Por esta razón, es preciso exigir más fondos públicos para investigación de este tipo de enfermedades, ya que el estudio de estas patologías es absolutamente necesario para aumentar la tasa de curaciones.

Donar médula regala minutos de juego, ¿vas a dejarlos en el banquillo? / Photoleza

(Visited 304 times, 1 visits today)