Tras el descanso estival, el ciclo las Noches del Huerto, que organiza el Huerto Comunitario de Manoteras,  volvió a escena el pasado viernes día 2 septiembre. Y volvió para quedarse durante todo el mes. En una noche cálida, la vuelta ‘al cole’ resultó ser muy especial. Tras el trabajo realizado durante el curso, y sin ninguna asignatura pendiente, solo queda seguir disfrutando los viernes que restan.

El reencuentro se produjo entre muchos de los vecinos y vecinas del barrio (y últimamente ya no tan del barrio) que volvían a verse las caras. Saludos, abrazos y anécdotas vacacionales surgían de los corrillos a la espera del comienzo de la actuación.

El teatro del huerto, además de proporcionar cultura, se ha convertido en un lugar de encuentro vecinal, a modo de foro romano, donde se intercambian todo tipo experiencias y…, por supuesto, donde se arregla el mundo y el barrio. Por otra parte,  como es ya habitual, el avituallamiento corrió a cargo del Club Deportivo Spartac.

Con puntualidad británica, como no podía ser de otra forma, Two of us, o sea, Nicolás Rossignol  y Roberto Iznaola, subieron al escenario con sendas guitarras dispuestos a rememorar a sus grandes ídolos, The Beatles, interpretando un buen puñado de canciones. Desde las más conocidas a otras pequeñas joyas  más ‘desconocidas’, de uno de los grupos más importantes de la música.

Two of us son grandes estudiosos de la historia y la música de The Beatles, aunque tienen otros temas que comparten,  según comentaba Roberto, pues  ‘los ensayos son siempre en casa de Nicolas, porque tiene una mano increíble para la cocina’.

Durante todo el concierto las canciones iban acompañadas por alguna anécdota sobre su composición, lo que resultó muy ameno e hizo las delicias del público. Así supimos que, por ejemplo, Help fue escrita con palabras de más de una silaba, ya que así se lo habían pedido a John Lennon’

Y de esta forma fueron sonando temas como Here comes the su, Drive my car y la canción más versionada de la historia, Yesterday. Momento muy emotivo para el “señor Juan”, uno de los huertanos asiduos al que ciertos acordes hicieron que se le escapara alguna lágrima.

Nicolás continuaba con el repertorio de anécdotas: ‘Lennon comentó acerca de And I love her que era el primer Yesterday de McCartney… , frase que no sé qué significa, como otras tantas de Lennon’.

Hubo un momento en el que los artistas se acercaron, literalmente, más aún al público. De forma improvisada, Roberto invitó a Nicolás a desenchufar su guitarra y a sentarse a tocar junto a los espectadores.

El concierto fue llegando a su fin con temas como Eight days a week, la menos conocida Do you know to want a secret, Yellow submarine  y All my loving, en una noche de reencuentros, en esta caso también con el pasado musical.

El próximo 9 de septiembre se espera uno de los platos fuertes del ciclo de las Noches del Huerto. Tendremos la suerte de ver al grupo Irish Treble, teloneros de Celtas Cortos en las últimas fiestas de Hortaleza, los cuales con su música y danza irlandesa invitarán a la diversión y al baile a todos los que se animen a acercarse al huerto.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

(Visited 359 times, 1 visits today)