El Pleno de Hortaleza tiene más debate desde que las urnas acabaron con las mayorías absolutas en el Ayuntamiento de Madrid. El fin del ‘rodillo’ ha prolongado, en ocasiones, las sesiones hasta la madrugada. Pero en abril el Pleno fue excepcionalmente corto. Porque nada más empezar todos los representantes del PSOE decidieron abandonarlo para protestar contra Ahora Madrid, que gobierna la ciudad con el apoyo de los socialistas.

El origen del desencuentro en nuestro distrito entre el PSOE y el grupo de la alcaldesa Carmena hay que buscarlo lejos de Hortaleza. Porque la bronca comenzó por Venezuela. Vamos a intentar explicarlo.

A finales de marzo, los socialistas se sumaron al Partido Popular y Ciudadanos para pedir el cese de Mauricio Valiente, concejal de Ahora Madrid, como responsable del plan de derechos humanos del Ayuntamiento porque, junto a otros ediles, había votado en contra de recibir en Cibeles a familiares de presos de la oposición venezolana.

La reprobación del PSOE a Valiente, que milita en Izquierda Unida, activó a los suyos en las redes sociales contra los socialistas, a los que recordaron episodios poco respetuosos con los derechos humanos de nuestra historia reciente. “Quien milita en el partido de la cal viva no puede dar lecciones de derechos humanos”, escribió en Twitter Lourdes Gómez, portavoz de IU Madrid, y también asesora de la concejala de Hortaleza, Yolanda Rodríguez.

El ‘tuit’ de Gómez soliviantó al PSOE de Hortaleza, y sus representantes acudieron al Pleno con la intención de exigir la dimisión de la asesora. Lo hicieron presentando una declaración institucional, a sugerencia de la concejala, pero la petición de los socialistas no apareció en el orden del día, y por eso se marcharon.

En conclusión, un lío. Y para algunos medios de comunicación, que no tardaron en hacerse eco del desplante, fue la escenificación de las disensiones entre Ahora Madrid y PSOE que ponen en peligro la continuidad del gobierno municipal de Carmena. Una noticia de las que le alegran el día a Esperanza Aguirre.

Sin embargo, sólo unas horas después del Pleno, otra noticia le amargó la jornada a la entonces ‘lideresa’ de la oposición en el Ayuntamiento. La ‘operación Lezo’ mandó a prisión a Ignacio González, que fue su mano derecha, y destapó el saqueo millonario en el Canal de Isabel II durante los gobiernos de Aguirre en la Comunidad de Madrid.

Este enésimo escándalo de corrupción debería recordarnos (en ocasiones nuestra memoria es de pez) por qué la mayoría de madrileños y madrileñas apostaron hace dos años por un cambio en el Ayuntamiento de Madrid.

No ha pasado tanto tiempo como para olvidar que, en 2015, todas las fuerzas políticas de nuestro distrito (salvo el PP) y el tejido asociativo del barrio consensuaron casi 200 propuestas en la histórica jornada de Cambiar Hortaleza para mejorar la vida de nuestro vecindario, y que la mayoría de esas demandas siguen todavía pendientes. Queda mucho por hacer. Tanto como para no perder el tiempo en disputas partidistas que son completamente ajenas al barrio.

(Visited 53 times, 1 visits today)

Comparte este/a entrada