En mayo de 2020 nos empeñamos en que Las Noches del Huerto, nuestros encuentros culturales hortelanos, tenían que seguir llevándose a cabo, por supuesto con todo nuestro respeto al dichoso virus.

Ideamos un protocolo, que básicamente consistió en usar todas las recomendaciones sanitarias y, sobre todo, el sentido común, y con él pudimos continuar ocho noches. Un año muy difícil, con muchas bajas cada viernes, y con grupos que a última hora no podían tocar. Pero lo hicimos. Convertimos la adversidad en una oportunidad, y cien personas disfrutaron cada uno de esos viernes de un espectáculo, eso sí sentados y casi en exclusiva. Las Noches del Huerto pudieron seguir caminando y no solas, como reza el mítico eslogan futbolero del Liverpool.

La edición de 2020 fue muy importante para nosotros, ya que pudimos seguir aportando cultura libre, y además de forma segura, a las vecinas y vecinos. El grupo hortelano organizador nos enfrentamos al trabajo extra de colocar sillas, delimitar el perímetro y estar pendiente de todo el que se presentaba por allí. “Señora, ¿un poco de hidroalcohol?, “Oiga, señor, póngase la mascarilla”, “Chicooos, no podéis estar todos juntos”. Pero todos muy respetuosos. Público de diez. Como no podía ser de otra forma, las personas de a pie nos comportamos con mucho más respeto y sensatez que los que nos gobiernan. Pero esa es otra historia.

CULTURA LIBRE, PROYECTO AUTOGESTIONADO

Empezamos este artículo con la edición del 2020 por la importancia que tuvo en nuestro grupo de trabajo, más unido y participativo que nunca. Pero también sabiendo que los proyectos necesitan continuidad y perseverancia, y si la edición del 2020 no hubiera existido tal vez estas palabras no tendrían sentido hoy.

Recordamos, una vez más, que el proyecto de Las Noches del Huerto es una iniciativa del Huerto Comunitario de Manoteras, organizado íntegramente por los huertanos y huertanas, que de forma altruista acuden todos los viernes a arrimar el hombro. Muchos viernes ese arrimar el hombro es una jornada de ocho horas de trabajo, algunos días empezamos con 40 grados, otros con posibilidad de tormenta o con lluvia, que puede tirar directamente todo el trabajo a la basura.

Y por supuesto, autogestionado. Nos financiamos a partir de la venta de bebidas, bocatas y merchandising. Este dinero se destina en parte al propio huerto y otra parte a mejorar el escenario, las gradas y el equipo de luz y sonido. Hay que agradecer a las y los artistas que acuden sin cobrar un miserable maravedí. Eso sí, se llevan nuestro cariño, unas cervezas y el famoso bocata de panceta y, mire usted, semejante caché les hace querer repetir al año siguiente. Por algo será.

Las alegorías de todas las ediciones de Las Noches del Huerto contando sus penas. MANOTERAS TE ENFOCA

TRECE NOCHES, TRECE

Con los cimientos de saber cómo organizar un festival en pandemia, llegó la edición del 2021, la sexta. Donde hemos repetido el formato en modo covid, que decimos, pero donde, por algún misterio agrícola que aún estamos analizando, la fauna y flora que nos ha visitado ha crecido de forma exponencial. Quizá la conjunción de pandemias, filomenas y demás catástrofes ha hecho que la sexta edición haya sido la más multitudinaria de las celebradas hasta la fecha.

Como decían nuestros admirados galos, lo único que tememos es que el cielo se nos caiga encima y eso nos ha ocurrido en tres ocasiones, una de ellas con todo montado, así que nos quedamos en once porque la última, la del Tomato Talent, sí la pudimos recuperar.

A pesar de todo, seguimos siendo el festival más largo del mundo, que empieza en primavera y acaba en otoño. Habrá que llamar a los señores del Guinness para que nos incluyan en su libro. El invierno, de momento, no está contemplado, aunque, si sigue el cambio climático, igual nos lo pensamos.

EL TOMATO TALENT

Llegamos así a esa última noche. La del Tomato Talent, nuestro particular concurso de talentos con el que cerramos todas las ediciones. Este día tenemos que aportar un esfuerzo extra. Y este año quisimos poner el acento en este trabajo tan invisible que realizan muchos de nuestros compañeros y tan lleno de dificultades.

Para no bajarnos del dramatismo e intensidad con los que vivimos esto, justo en las horas previas a la celebración, nos dimos cuenta de que algún amante de lo ajeno, y del cobre, había cambiado de ubicación muchos de los cables que utilizamos. Por supuesto, no los encontramos, pero salimos adelante, claro. Aquí el que no está haciendo bocatas se pone a montar enchufes y en un pispás asunto solucionado. Eso sí, el susto y la frustración tardó en irse. Ahora ya nos diferenciamos un poco de los galos y también tememos a los amigos del cobre.

El concurso tuvo nueve participantes, con mucha calidad y muy variado. Desde una monologuista hasta una canción en italiano, desde folk tradicional castellano a música de baile. Hasta a Rosalía pudimos escuchar. Pero entre todos ellos destacó, a juicio del público que hizo la votación oficial, Miguel Hervás, cantautor manoterano, que se llevó el preciado galardón y al que por ello podremos disfrutar el año que viene en un bolo grande.

LOS ARTISTAS

Por último, queremos volver agradecer a los artistas que han actuado este año en Las Noches del Huerto y a los que no pudieron actuar por las suspensiones:

Narthakis (danza de la India), Estirpe Latino (danza de Paraguay), Ora Tahití (danza Polinesia), Merche Bellydance (danza oriental), Anuadance (danza irlandesa, polinesia y boggie woogie), Cómo me Pone la Lavadora (teatro social), Impro Impar (improvisación teatral), Gema Márquez (performance flamenca), Compañía de Inma Lancho (baile flamenco), El Bengalí (rumba), La Jara (rock urbano), Lokahi Troupe y Lucía Tomé (fusión de canción y danza tribal y ATS), Los Pulgones (rock), Smoked Bourbon (funky jazz), Treze 13 (rock), Doukou Taiko (percusión japonesa), De Perdidas al Río (folk fantasía), Le Fostié (rock), Estraperlo Blues Factory (blues), Las Nietas del Charli (folk alternativo), Kinfolks (bluegrass), Lolbe (cantaautor), Meleo (pop rock), Zree (folk irlandés), Felipe Imposter (versiones de Nacha Pop), Sitara (ganadadores del Tomato Talent 2020), Santi Guillén (bluegrass) Raúl Abad (presentador Tomato Talent).

El jurado del Tomato Talent 2021, durante una de las actuaciones. MANOTERAS TE ENFOCA

DATOS PRÁCTICOS

Nuestro festival se celebra en los meses de mayo, junio, julio y septiembre en horario de 21.00 a 24.00 horas.

La cita tiene lugar en el parque de El Encuentro. Este parque no lo encontraréis en ningún callejero, ya que es obra y gracia de las vecinas y vecinos del barrio. Sin embargo, en Google Maps basta con escribir “Las Noches del Huerto” y llegareis sin pérdida.

También tenemos una espléndida web del Huerto Comunitario de Manoteras donde, aparte de un montón de conocimientos agrícolas, se encuentra la programación de Las Noches del Huerto.

Por supuesto, también estamos en redes sociales, con multitud de fotos y vídeos en Facebook e Instagram y un fantástico canal de YouTube con nuestros vídeos de elaboración propia.

Por último, cualquier aportación o comentario la puedes enviar a nuestro correo electrónico: lasnochesdelhuerto@yahoo.com

(Visited 227 times, 1 visits today)