Hortaleza Periódico Vecinal

HORTALEZA EN TAXI

La mancha

Ciertas manchas, más si destacan sobre el fondo blanco de una camisa, nos hacen sentir sucios, incómodos, torpes. No podemos evitar hacer un mundo alrededor de ellas


 Última hora
  • Un día en “el Claruja” Muchos hablan de los centros de menores del barrio, pero muy pocos conocen cómo es la vida en el interior de sus muros, donde conviven adolescentes y pequeñísimos bebés. Así es el centro de menores Isabel Clara Eugenia por dentro...
  • El barrio contra el desamparo Vecinos y vecinas de Hortaleza se organizan para reclamar a la Comunidad de Madrid que asuma su responsabilidad con los menores de los centros de primera acogida, manifestándose para lanzar un mensaje de integración frente al discurso de odio contra los denominados “niños del disolvente” ...
  • Tres meses de socavón en Sanchinarro Las obras para arreglar el enorme agujero provocado el pasado mes de mayo por la rotura de una gran conducción de agua no finalizarán, como pronto, hasta finales de agosto...
  • Operación asfalto para las principales calles de Hortaleza El Ayuntamiento pone en marcha “la mayor inversión de la historia” para el arreglo de calzadas durante el verano, que renovará una docena de las principales arterias del distrito...
  • El rugby gana los presupuestos participativos Hortaleza se convierte un año más en el distrito más involucrado en las fase final, con más de 9.000 votos. 15 proyectos del barrio logran financiación, entre ellos la mejora de las instalaciones del XV Hortaleza...

La mancha

La mancha
julio 30
23:42 2018

La mujer de la parada del autobús alzó la mano nada más ver mi taxi libre. Casualmente, justo detrás venía un autobús, de modo que no supe interpretar si aquella llamada iba dirigida a mí o al bus en cuestión. Yo, por si acaso, detuve mi taxi a su altura y el bus paró también y abrió sus puertas.

Llegados a este punto, la mujer dudó por un momento si subirse en uno o en otro, mirando a ambos, pero al fin subió en mi taxi. Llamó mi atención, sin embargo, que el destino indicado coincidiera con la ruta de aquel mismo autobús. Pero también que, al sentarse, adoptara una postura realmente forzada, cubriéndose el pecho con los brazos en cruz, como abrazándose a sí misma.

Ahí me di cuenta que, detrás de ese gesto, detrás de esos brazos, ocultaba algo. Y por eso mismo, por intentar descifrar aquel misterio, frené brusco: lo suficiente para que ella estirara los brazos y evitara golpearse con el respaldo del asiento delantero. Solo así conseguí ver al fin la mancha de su blusa. Una mancha violeta, como de vino, a la altura de su pecho izquierdo.

Me disculpé por el frenazo (“¡Uf, se cruzó un gato!”, mentí) y, al instante, ella volvió a cubrirse la mancha con los brazos. Luego llegamos a su destino, sacó el monedero de su bolso y, al abrirlo y tenderme un billete de diez euros, me fijé en que llevaba a mano su abono transporte. En efecto, había tomado mi taxi con la única intención de evitar la vergüenza de mostrar aquella mancha en un autobús repleto de viajeros.

De todos modos, entendí perfectamente el drama de aquella mujer. Ciertas manchas, más si destacan sobre el fondo blanco de una camisa, nos hacen sentir sucios, incómodos, torpes. No podemos evitar hacer un mundo alrededor de ellas, no podemos evitar pensar en otra cosa hasta el punto de creernos el foco de todas las miradas. Contamos los minutos que faltan para llegar a casa y despojarnos del delito. Hasta somos capaces de pagar un suplemento por evitar miradas juiciosas.

Pero, además, añadiría en este ejemplo a esos otros que llevan manchas que no se ven: manchas en la conciencia o sentimientos de culpa que exceden los dominios de su propia compostura. Lo malo es que ahí no hay brazos capaces de ocultarlo. Lo bueno, que prefieren también moverse en taxi.

(Visited 54 times, 1 visits today)

Acerca del autor

Daniel Díaz

Daniel Díaz

Artículos relacionados

0 Comentarios

Sin comentarios aún

Por ahora no hay comentarios, ¿quieres añadir uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Ya disponible nuestro nuevo número

Ya disponible nuestro nuevo número

Síguenos en las redes sociales



Lo más popular de la semana




x Shield Logo
Este sitio es protegido por
The Shield →