Siempre muy activa y amante del deporte. Laura Barquero empezó a patinar sobre hielo como hobby con sus primas en la escuela del Palacio de Hielo: “Me gustaba tanto que iba haciendo cada vez más horas”, expresa. Hasta que comenzó a competir a nivel nacional, fue campeona de España en individual, y ahora se ha clasificado junto con su pareja, el italiano Marco Zandron, para representar por primera vez a España en los próximos Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín 2022.

Del barrio de Canillas, de Silvano concretamente, la joven veinteañera lleva cuatro años y medio viviendo en Bérgamo (Italia), donde admite que se encuentra muy bien: “Me di cuenta de que me tenía que ir fuera de España para ir avanzando porque aquí (en Bérgamo) hay un centro muy bueno y las posibilidades en España no eran lo mejor para mí”. Con 15 años tuvo que mudarse allí dado que el patinaje sobre hielo es un deporte minoritario en nuestro país y por tanto “no se dan las condiciones adecuadas para poder entrenar a nivel profesional”. Además, compagina el deporte con el grado de Danza que estudia en la UCAM (Universidad Católica San Antonio de Murcia).

Conoció a Marco Zandron hace tres años y medio y llevan entrenando juntos apenas un año, tiempo suficiente para demostrar que su complicidad y confianza tanto dentro como fuera de la pista de hielo les ha llevado a obtener buenos resultados. Tras su medalla de plata en el Trofeo Nebelhorn y su primer puesto en el programa libre, disputado en la localidad alemana de Oberstdorf, la Real Federación Española de Deportes de Hielo (RFEDH) decidió que la pareja representara a España en los Juegos Olímpicos.

UN SUEÑO CUMPLIDO

Ambos están muy orgullosos de hacer historia al ser la primera pareja con plaza olímpica que represente a España, un objetivo que no les obsesionaba, pero cuya esperanza “siempre ha estado ahí”. Con entrenamientos diarios de seis y siete horas han estado todo un año trabajando muy duro: “Lo veíamos muy complicado, pero teníamos muchísimas ganas y llegamos allí con esa confianza de saber que habíamos estado entrenando tan bien y de que lo podíamos conseguir”, asegura Laura Barquero.

Siempre intentan dar lo mejor de ellos mismos, y por ahora no se centrarán en conseguir una medalla olímpica, ya que prefieren ponerse objetivos diarios de rendimiento y no de competiciones. Laura afirma que la comunicación es imprescindible para el patinaje en pareja y con Marco se compenetró desde el principio. Además de entrenadores, cuentan también con psicólogos, ya que admite que no es nada fácil estar a un nivel deportivo alto: “Es muchísima presión, tanto en los entrenamientos como en las competiciones”.

Además de entrenadores, cuentan con psicólogos, ya que admite que no es nada fácil estar a un nivel deportivo alto

La hortalina no se imaginaba hasta dónde iba a llegar: “Me acuerdo que siempre veía los europeos, los mundiales, las olimpiadas por la tele y obviamente mi sueño era ese, conseguir llegar hasta ahí y compartir pista con todos esos atletas increíbles que para mí eran mis ídolos. Era mi sueño, pero nunca me lo podría haber imaginado”.

En febrero de 2022, Laura y Marco debutarán en la representación española de patinaje artístico en la modalidad de parejas en los XXIV Juegos Olímpicos de Invierno que se celebrarán en Pekín. Un sueño hecho realidad fruto de su perseverancia y duro trabajo. Para las generaciones futuras que sueñan con llegar tan alto, Laura Barquero aconseja: “Aunque parezca muy difícil y vengan muchos obstáculos por el camino, hay que seguir adelante y aunque caigas una vez no pasa nada, seguir levantándome una y otra vez, las que haga falta”.

Laura Barquero

Laura y Marco en el Trofeo Nebelhorn 2021 (Oberstdorf, Alemania). JOSÉ GALLEGO

(Visited 537 times, 1 visits today)