La asociación de vecinos El Bosque nació en 1969, cuando la llamada Colonia de los Artistas terminó de construirse. Los barrios se hacen entre todos, es cierto, pero, en muchos casos, son las asociaciones de vecinos las que los protegen, defienden, miman y trabajan por ellos. Es el caso de El Bosque, que llega a la edad madura luchando para que este pequeño paraíso fronterizo de Hortaleza no desaparezca.

LUCHAS Y NECESIDADES

Los miembros de la Junta Directiva son ocho hombres y mujeres incansables, que hacen que aquellos que vivimos aquí nos sintamos arropados. Rosa Escudero, la más veterana y el alma de la asociación, habla de la primera gran amenaza que sufrió el barrio. “Fue en 1981, querían destrozar el bulevar de Añastro, que pasara una carretera que uniera Mesena con la avenida de San Luis. Unimos fuerzas, el barrio se volcó para impedirlo, aunque sigue siendo un problema, está en el Plan Urbanístico”.

Isabel Bayonas, rejoneadora y presidenta de la Asociación de Padres de Personas Autistas (APNA), recuerda las más de cinco mil firmas que lograron recoger para parar la construcción de un túnel que atravesara la colonia.

La asociación de vecinos El Bosque llega a la edad madura luchando para que este pequeño paraíso fronterizo de Hortaleza no desaparezca

El bulevar, por aquel entonces sin salida, era un remanso de paz, una isla que, si bien es cierto, cincuenta años después, continúa aislada, alejada de la boca de metro y con falta de transporte público. Actualmente, la batalla que está sobre la mesa es arreglar el pavimento, mejorar el alumbrado y ensanchar las aceras para que los vecinos puedan caminar.

En estos cincuenta años se han hecho muchas cosas, pero todavía faltan otras. El presidente José Manuel Comas, el más joven del grupo, pone en valor los jardines y la variedad de árboles del barrio: “Es lo mejor que tenemos, pero hay que saber podarlos, algunos están muy viejos, las ramas se caen y es peligroso, está todo descuidado, no nos cansamos de alertar al Ayuntamiento de que deben cuidar los jardines”. El valor ecológico del barrio es indiscutible, plátanos, tilos, robles y abetos entre Mesena y la avenida de San Luis.

Manifestación en los años 80 contra la construcción de una vía rápida en Añastro. AV EL BOSQUE

La especulación también ha puesto a prueba a la asociación en numerosas ocasiones. Rosa Escudero lo cuenta: “Nos negamos a que Banesto abriera una puerta de entrada al bulevar, hacíamos guardia en los jardines, nos íbamos turnando para que allí nadie derribara el muro. Al final desistieron”.

GRAN POTENCIAL HUMANO

Se llevan muy bien entre ellos, “somos amigos, nos entendemos fenomenal, somos todos voluntarios, sería imposible trabajar como lo hacemos si no nos apoyáramos y animáramos entre nosotros”, dice Lourdes Goicoechea, la vicepresidenta, una de las más veteranas de la asociación y la responsable de que siempre haya actividades para los más pequeños. “Las actividades para niños comenzaron hace más de quince años, hacía mucho frío en el parque y con las amigas comenzamos a traer a los niños al local de la asociación”.

Sus miembros son entusiastas, trabajadores, pero con ganas de que lleguen vecinos más jóvenes que los ayuden a seguir protegiendo el barrio

El local que acoge a los vecinos de lunes a viernes por las tardes está empapelado de libros, hay tertulias en inglés, club de lectura y clases de pintura. “En este barrio hay mucho potencial humano desaprovechado ­–dice Abel Yebra, escritor y vocal de cultura de la asociación–. Tenemos a gente muy capaz que podría hacer cosas muy interesantes en el barrio, pero al final siempre somos unos pocos”.

Son entusiastas, trabajadores, pero con ganas de que lleguen vecinos más jóvenes que los ayuden a seguir protegiendo el barrio, que continúen esta labor tan estupenda que, hace ya 50 años, ellos comenzaron. Desde que trabajan por nosotros, hay más pasos de cebra, hay mejores aceras y hay más parques infantiles, pero como ellos mismos dicen: “Lo importante es dar continuidad y para eso tenemos que ser más”.

 

(Visited 312 times, 1 visits today)

Comparte este/a entrada