Tras el estreno del largometraje Victoria 2030, dirigida por Manuel Serrano, la actriz hortalina Jennifer Rubio vuelve al barrio tras un nuevo éxito en el Festival Nacional de Cortometrajes de Talavera de la Reina, los Premios Pávez, un certamen que rinde homenaje la actriz Terele Pávez, una de sus impulsoras.

En esta ocasión, Jennifer Rubio es la protagonista de Pachamama, un cortometraje dirigido por Samuel Sánchez, que fue galardonado con el premio a la Mejor Película Local. Aprovechamos la ocasión de encontrarnos con esta prometedora actriz cuya vocación despertó en el barrio de la UVA de Hortaleza.

PREGUNTA: ¿De dónde eres?

RESPUESTA: Me he criado en la UVA de Hortaleza con mi madre y mi hermana.

¿Y desde cuándo esa vocación de actriz?

Desde que aprendí a escribir ya preparaba escaletas, guiones y representaba mis primeros papeles ante un incondicional público familiar. Desde muy pequeña tenía claro que quería ser actriz. “Ya se te pasará”, me decía mi madre con una sonrisa. Pero nunca se me pasó, y ella me ha apoyado siempre en este duro, pero satisfactorio viaje.

¿Cuál fue tu primera vivencia teatral o cinematográfica?

Aún recuerdo durante el rodaje de la película Brujas en el barrio. Yo observaba desde la ventana apoyada en los barrotes de la terraza de mi casa cómo repetían toma tras toma. Tenía ocho años y me marcó ver el trabajo de los artistas tan de cerca. Hablé con Beatriz Carvajal. Ella me dijo que “para ser actriz hay que estudiar mucho”. Aún me acuerdo del cariño con el que me dedicó aquel rato entre sus escenas y, sin duda, trabajar con ella se convirtió en uno de mis sueños.

“Durante el rodaje de la película 'Brujas', observaba apoyada en los barrotes de la terraza de mi casa cómo repetían toma tras toma”

¿Te marcaron esas vivencias?

Me lo tomé muy en serio, me apunté al grupo de teatro del colegio al que iba, La Inmaculada, y al terminar Bachillerato (lo cursé en el Ramiro de Maeztu), estudié Interpretación en la escuela Estudio de Actores. Tuve la oportunidad de conseguir trabajos en teatro con los que ir de gira, viajar, aprender de grandes profesionales, subirme a diferentes escenarios, hacer numerosos y variados cursos,…

¿Eres una persona con vocación social?

Siempre he estado muy ligada a causas sociales, especialmente a las que envuelven a mujeres y niños. Comencé colaborando en comedores sociales, después como voluntaria en Amref (organización que ayuda a mujeres africanas en el momento del parto), viajé como cooperante a Gambia con la Fundación Kalilu Jammeh y, desde hace varios años, trabajo con Fundación Theodora llevando sonrisas a nuestros niños y niñas hospitalizados.

¿Cómo llevas tu vocación actoral?

Hace un año tuve la suerte de rodar mi primera película como protagonista. La oportunidad me la dio el director Manuel Serrano de Tus Ojos Cine, siempre implicado en un cine social, que debuta en la ficción con Victoria2030. Esta película pretende dar voz a diferentes personajes durante estos últimos y difíciles años. De algún modo, esta película me ha abierto las puertas de la Academia de Cine y espero que sea el comienzo de una larga carrera dentro del cine español.

“Creo que es muy importante apoyar y destacar el cine local y social”

¿Qué es lo más reciente que has hecho?

Actualmente acabo de presentar junto con el director Samuel Sánchez, el cortometraje Pachamama en el festival de Talavera de la Reina, donde hemos ganado el premio al mejor cortometraje local en los Premios Pávez. En Pachamama presentamos una bonita relación de la protagonista con la naturaleza, la reconciliación con nuestra parte femenina y natural, tan necesaria y que tan abandonada hemos tenido.

¿Por qué camino te gustaría continuar en el séptimo arte?

Creo que es muy importante apoyar y destacar el cine local y social, y seguiré implicada en estas causas porque me parece importante que tengan un peso en nuestra cultura.

Jennifer Rubio

Jennifer Rubio en la octava edición de los Premios Pávez, en el Teatro Victoria (Talavera de la Reina).

 

 

(Visited 306 times, 5 visits today)