En un país de casi 48 millones de personas conviven personas que pertenecen a todo tipo de culturas. Una de ellas es la comunidad judía. Se calcula que unas 40.000 residen en España, con un importante número en Madrid. Muchas de ellas encontraron un nuevo hogar en el que construir su vida en Hortaleza, que alberga a una significativa comunidad judía en la colonia El Bosque. Un distrito formado por históricos barrios en los que su vecindario ha construido colectividades a través de la tolerancia y el respeto. Y eso fue, precisamente, lo que encontró Marcel Dayan cuando decidió edificar su porvenir.

Nacido en una humilde familia de origen marroquí, descendiente de sefardíes españoles, intentó probar fortuna al otro lado del charco, concretamente en Venezuela, un país que ya comenzaba a verse sumido en una profunda crisis económica y social cuando le sacudió con fuerza la recesión que paralizó al mundo allá por el año 2008. Se vio obligado de nuevo a hacer las maletas junto a su mujer y acabaron en Madrid. El pasado mes de diciembre, abrieron en Hortaleza Kosher World, una tienda de alimentación especializada en productos para la comunidad judía.

El judaísmo supone una de las cunas filosóficas, culturales y religiosas de la civilización. Como bien nos recuerda Marcel, Jesús nació judío hasta que fue bautizado por San Juan Evangelista. La escisión dio lugar al nacimiento del cristianismo, pero muchos conservaron la fe inicial. Desde pequeños, los niños judíos son preparados y educados en la rica historia del pueblo hebreo. Porque, aunque todos los pueblos tienen detrás un largo recorrido de tradiciones, los semitas se dedican con ahínco a pasar el testigo desde la generación anterior hacia la nueva.

HISTORIA GASTRONÓMICA

El arte, la literatura o el modelo económico son patrones a través de los cuales se han construido las distintas sociedades de todos los pueblos. Y no se puede entender un colectivo sin su gastronomía. “El pueblo judío tiene una gran tradición culinaria”, nos cuenta Marcel. “Somos una nación que valora mucho la importancia y las relaciones sociales, las cuales se producen alrededor de una mesa”. Y si hay algo que caracteriza a la alimentación de los judíos es la conocida como dieta kosher. Sus normas vienen establecidas en el Levítico 11 y Deuteronomio 14:1-21, dos de los libros que forman parte del Antiguo Testamento. Preguntamos en qué consiste exactamente este tipo de dieta.

“El pueblo judío valora las importancia de las relaciones sociales alrededor de una mesa”

“Supone ingerir una serie de alimentos que van a cuidar nuestra salud física y emocional. Lo importante es no solo qué comes, sino el modo en el que ha sido elaborado”. Así, pueden perfectamente comer carne, siempre y cuando provenga de animales de pezuña hendida, que es como se conoce a los que tienen la uña partida. Eso supone que está permitido la ingesta de criaturas como la ternera, el borrego, la cabra o el pollo. Pero la manera en que se sacrifica al animal y, posteriormente se despieza y prepara la carne, es diferente a la occidental. “Al animal se le da una muerte limpia para evitar su sufrimiento. Después, la carne debe ser tratada para eliminar toda la sangre de ella”. Esta dieta, aunque permite el consumo de estas carnes como hemos dicho antes, no puede llevar ni una traza de sangre.

CERTIFICACIÓN OFICIAL

Todo lo que encontramos en la tienda Khoser World cuenta con un sello que garantiza que, cada uno de los productos, ha pasado por el estricto control de la dieta kosher. Esta insignia es concedida por el rabino de la comunidad judía en Madrid. “Muchos son productos que podrían encontrarse en cualquier supermercado o tienda de barrio. Pero aquí, con este sello, se garantiza que la elaboración ha sido llevada a cabo según los protocolos kosher”. De esta forma, en sus estantes encontramos latas de atún de conocidas marcas aptas para ser ingeridas por quien practique esta dieta.

La dieta kosher no supone una exclusividad dentro de la comunidad judía. Cada vez más gente se suma a ella, una vez que descubren los beneficios que tiene para la salud, asegura Marcel. “No es algo que sirva únicamente para fomentar la salud mental. También es muy beneficiosa físicamente para el cuerpo. La gente se siente mejor consumiendo alimentos kosher. A largo plazo muchos nos dicen que notan mejoría en su estado”. Aunque acaban de empezar, ya cuentan con servicio de entrega a domicilio. Quienes quieran visitarles, les encontrarán en el número 22 de la avenida de San Luis y en la página web www.kosherworldmadrid.com

Interior del establecimiento de la avenida de San Luis. ÁNGEL SÁNCHEZ

(Visited 882 times, 1 visits today)