El Silo de Hortaleza, la iglesia de San Matías, el barrio de Manoteras, el parque Pinar del Rey o la catedral ortodoxa rusa de Santa María Magdalena son algunos de los rincones que ha sobrevolado un dron para ofrecer una perspectiva que no suele estar al alcance de la vista humana. La perspectiva de Hortaleza desde el aire. La empresa hortalina Planorámica, fundada por David Navarro y David Fernández y con base en el espacio de coworking de la asociación Danos Tiempo (calle Mar de Bering, 5), ha sido la encargada de sobrevolar el barrio para ofrecernos un fascinante paseo por Hortaleza desde el cielo que puedes disfrutar con detalle en el siguiente vídeo.

David Fernández se sacó la licencia de piloto de dron en 2015, y dos años después conoció y formó a su tocayo David Navarro, responsable de los vídeos de Hortaleza Periódico Vecinal. Hace aproximadamente un año se asociaron y crearon Planorámica, que ofrece formación, servicios audiovisuales y gestoría aeronáutica. Sus drones ya trabajan a nivel nacional y con la última tecnología de un sector cada vez más en auge, aunque uno de sus primeros vuelos lo quisieron hacer sin salir del barrio.

Atravesar el icónico Edificio Mirador de Sanchinarro a vista de pájaro es posible gracias a estos drones. Sin embargo, no cualquiera puede hacerlo, porque el vuelo requiere licencias, permisos y sobre todo formación específica. De lo contrario, la cuantía de las multas es muy elevada. “Es una locura volar sin licencias”, afirma Fernández. Más todavía estando en la zona de seguridad del aeropuerto, aunque la proximidad del barrio a Barajas no ha supuesto ningún contratiempo para realizar las grabaciones, pues con los permisos en regla no hay impedimento.

Hay zonas de Hortaleza muy fotogénicas. “Me han sorprendido las torres de Esperanza, que parecen tan altas y cuando estas volando el dron dices: pero si no estoy alto”, asegura Navarro, también vecino de la zona. Legalmente se puede volar como máximo hasta los 120 metros de altura sin solicitar un permiso extra, y apenas superaron los 60 para obtener las imágenes. Para la grabación sobre Hortaleza emplearon en torno a cuatro días con dos drones Mavic y ocho baterías, que cada una permite 20 minutos de vuelo.

David Navarro y David Fernández, fundadores de Planorámica.

¿CÓMO GRABAR DESDE EL AIRE?

Todas las tomas a realizar, las zonas que se van a delimitar, la fecha, hora, meteorología, riesgo en aire y tierra junto con otros factores, deben quedar plasmados en un Plan de Vuelo Operacional (OFP por sus siglas en inglés Operational Flight Plan). También se reflejan los helipuertos con los que coordinar, como Barajas, SUMMA y Madrid Aproximación, con los que mantienen la escucha mediante emisoras de banda aérea para conocer la situación del tráfico aéreo. Además, llevan consigo la normativa de vuelo según la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA). Con anterioridad, se necesita la autorización también de ENAIRE, la entidad pública que gestiona la navegación aérea en España, y del Ministerio del Interior en el caso concreto de vuelos urbanos.

Planorámica, que tiene su sede en el espacio 'coworking' de Danos Tiempo, también ofrece cursos de formación para pilotar drones

El modus operandi de grabación, una vez acotada la zona con conos, se compone de un piloto que está centrado en las imágenes que capta y uno o más observadores que vigilan físicamente al dron para mitigar cualquier tipo de riesgo en tierra y aire. “Legalmente creo que somos los primeros en sacar imágenes así del barrio”, asegura Navarro. Si se han grabado otras han sido de forma pirata y corriendo muchos riesgos en caso de negligencia. En Madrid capital no se da el caso, pero hay zonas ZEPA (Zonas de Especial Protección para las Aves) en las que para volar hay que pedir permisos específicos.

Ver el barrio desde las alturas es espectacular y lleva mucho trabajo detrás. En el mundo del audiovisual cada vez se demandan más estas grabaciones desde las alturas, pero los drones tienen muchas más aplicaciones: topografía, inspecciones industriales, cálculos de volúmenes en minería, cartografía… Para ser piloto no solo se necesitan ganas, también formación y conocimiento sobre las normativas y la burocracia vigentes. Eso lleva tiempo y una de las cosas en las que falta por avanzar es en la inmediatez, según el equipo de Planorámica. Aunque antes era impensable, ahora se puede volar pero con antelación en preparativos. El uso de drones en prensa o para cubrir sucesos, por ejemplo, todavía no está muy extendido.

Planorámica también ofrece cursos especializados en industria, audiovisuales y seguridad junto con el de radiofonista, el básico y avanzado de drones y piloto profesional. El cielo de Hortaleza entraña maravillas y las nuevas tecnologías permiten que por un momento tengamos alas para adentrarnos en los lugares que transitamos pero nunca vemos desde otra perspectiva.

Hortaleza desde el aire

Pinar del Rey. PLANORÁMICA

Hortaleza desde el aire

UVA de Hortaleza. PLANORÁMICA

Hortaleza desde el aire

Los Paúles. PLANORÁMICA

Hortaleza desde el aire

Glorieta de Mar de Crista. PLANORÁMICA

Hortaleza desde el aire

Catedral ortodoxa rusa de Santa María Magdalena. PLANORÁMICA

Hortaleza desde el aire

Auditorio Pilar García Peña del parque Pinar del Rey. PLANORÁMICA

(Visited 14.794 times, 1 visits today)