Las Noches del Huerto se presentaron el pasado viernes 24 de junio con una nueva imagen. Al coqueto escenario que ha acompañado durante cinco viernes le ha nacido un hermano en forma de tablao flamenco, perfectamente integrado en el entorno hortelano con una preciosa decoración floral.

Como ya viene siendo habitual, el Club Deportivo Spartac estuvo presente en el evento siendo el encargado del avituallamiento de las más de 150 almas presentes. La primera noche del verano en el Huerto de Manoteras se esperaba cálida, tanto por la temperatura como por lo que se había anunciado: noche de flamenco y swing.

El honor de la inauguración del tablao corrió a cargo del Cuerpo de baile flamenco de Manoteras. Este grupo ensaya todas las semanas en el local de la Asociación Vecinal y está abierto a cualquier persona que esté interesada.

De la mano de Inma Lancho, bailaora, y Maribel Saavedra «la Chaquetita», cantaora y percusionista (cajón flamenco), así como del resto de las chicas que esa noche pudieron acudir (Maribel e Inma Lorenzo, Eva María Ebrat, Concha Ceballos, Chus Carpintero y L. G. Morgan, bailaron soleas por bulerías y posteriormente unas bulerías.

Las alegrías finales fueron el culmen de la actuación. El sentimiento en los taconeos y braceos de Inma y la fuerza en la voz rasgada de Maribel calaron en lo más hondo del público asistente.

Una vez caldeado el ambiente, se subió al escenario el grupo Swing Purple Quartet, formado por Carlos Bermúdez al saxo, Leo Goldberg al contrabajo, Luis García al piano y José Luis Rodríguez a la batería.

El swing para que «crezca el huerto» / Foto M. A. Rodríguez

Los Swing Purple Quartet se definen (no podía ser de otra forma) como una banda musical de swing y también como un grupo que brilla, divierte y destaca por su originalidad en escena, de ahí el calificativo Purple. El grupo nació a finales de 2014 y, a pesar de su corta vida colectiva, todos sus componentes son unos experimentados y virtuosos músicos, tal y como quedó demostrado a lo largo de la noche.

¡Y con ellos, llegó el baile!

La primera parte del concierto fue fantástica. Sonaron clásicos del jazz y swing de los años 30 como Beautiful Love de Victor Young, Take the a train de Billy Strayhorn o All of me de Ruth Etting. Tras un pequeño descanso, el grupo volvió con fuerzas renovadas y su swing hizo que varios de los presentes se lanzaran a bailar al ritmo de canciones como Lullaby of birdland de George Shearing o It don’t mean a thing de Duke Ellington. Para finalizar se atrevieron, a ritmo de swing, con Deep Purple y su Smoke on the water. La calidad innegable de este grupo, tal y como se prometía, llenó de luz el huerto.

Y al final el baile / Foto M. A. Rodríguez

El próximo viernes 1 de julio se presenta misterioso. Está programada una noche performance. Según reza el programa, ManoterArtAttack realizará una lectura tenebrosa, musicalizada e inmortalizada en lienzo. Todo en vivo y en directo. Y posteriormente cantará California Dreams, una joven sorpresa coral.

(Visited 346 times, 1 visits today)