Hortaleza Periódico Vecinal

El vecindario de la Colonia Banesto denuncia el acoso de la inmobiliaria Metrovacesa

Los octogenarios inquilinos de la colonia se plantean llevar a los tribunales a la inmobiliaria controlada por el Santander tras las presiones para que abandonen sus viviendas de toda la vida


 Última hora

El vecindario de la Colonia Banesto denuncia el acoso de la inmobiliaria Metrovacesa

Foto Sandra Blanco

El vecindario de la Colonia Banesto denuncia el acoso de la inmobiliaria Metrovacesa
febrero 27
12:33 2018

Los inquilinos de la Colonia Banesto son posiblemente los más antiguos del distrito de Hortaleza, porque los diez bloques destinados a los empleados de la Central Contable y de Valores del antiguo banco fueron construidos a finales de los años 50, en lo que entonces era uno de los confines de la ciudad.

Algunos de aquellos trabajadores, hoy octogenarios, siguen viviendo en 39 de las viviendas ubicadas en la calle Mesena. Un plácido barrio hasta finales de enero, cuando dos bloques se transformaron en algo parecido al escenario posterior a un bombardeo.

Aquello era como Irak o Afganistán, daba miedo”, asegura Cesáreo, uno de los jubilados que residen en la Colonia Banesto, al relatar cómo quedaron las zonas comunes de los edificios con más viviendas vacías el pasado 29 de enero, cuando operarios contratados por Metrovacesa empezaron a destrozar, sin previo aviso, el interior de muchos inmuebles dejando los rellanos como una escombrera.

Destrozos en el interior de una vivienda deshabitada en la Colonia Banesto

ANCIANOS EN ACCIÓN

Aquello colmó la paciencia de los ancianos inquilinos, que se organizaron para denunciar el “mobbing inmobiliario” al que les somete la promotora controlada por el banco Santander, la entidad que absorbió Banesto, y participada también por el BBVA.

La situación de la Colonia trascendió a los medios de comunicación, que sacaron a la luz las presiones de Metrovacesa para desalojar a los inquilinos y facilitar así la construcción de una nueva y lucrativa promoción de viviendas en los suculentos 160.000 metros cuadrados de la Colonia Banesto.

El año pasado, Metrovacesa se hizo con la propiedad de los terrenos, y desde entonces ha remitido a los inquilinos varios burofaxes instándoles a abandonar sus viviendas de toda la vida. Incluso puso una fecha límite: el pasado 31 de enero.

Antes ya había dejado de pasar el recibo del alquiler a los moradores, porque daba por rescindidos los contratos de alquiler. Todo bajo el argumento de que los ancianos, al no ser ya trabajadores de Banesto, no podían seguir disfrutando de las viviendas. Los vecinos, convencidos de que la ley les ampara, han puesto el asunto en mano de sus abogados.

OBRAS SIN LICENCIA

En los días previos a que se cumpliera el ultimátum de Metrovacesa, la Colonia Banesto se llenó de vigilantes jurado. Paradójicamente, a pesar del incremento de la seguridad en el recinto, dos de las viviendas deshabitadas fueron entonces okupadas ilegalmente.

Algo que la inmobiliaria utilizó como pretexto para derribar el interior del resto de los inmuebles vacíos. El vecindario denunció las demoliciones, y cuando se personó la Policía Municipal los agentes descubrieron que Metrovacesa no tenías las licencias necesarias para iniciar las obras.

Como relató la concejala de Hortaleza, Yolanda Rodríguez, en el pasado Pleno del distrito de febrero tras una pregunta del PSOE, la Junta Municipal suspendió las obras y exigió a la promotora que repusiera los desperfectos ocasionados en los bloques para devolver la “habitabilidad” a los edificios.

Durante la sesión, el concejal socialista Ramón Silva reveló que uno de los inquilinos se encontró sellada con silicona la puerta de su casa cuando regresaba tras pasar unos días en el hospital. “El presunto mobbing inmobiliario parece cada vez más real”, afirmó el edil.

El PSOE, al igual que Ahora Madrid, ha manifestado su apoyo a los afectados. Algunos de ellos han decidido presentar una querella criminal contra Metrovacesa, que ahora se muestra partidaria de negociar “una solución individual” con cada inquilino.

Una propuesta que provoca recelo entre los ancianos que no se resignar a abandonar sus hogares. Tampoco les seduce las ofertas que ha trasladado la inmobiliaria, que salió a bolsa este mes de febrero con un valor superior a 2.500 millones de euros, pero apenas ofrece 35.000 euros a cambio de la entrega de las llaves de cada vivienda.

Una de las inquilinas de la Colonia Banesto, frente a su bloque. Foto Sandra Blanco

(Visited 3.659 times, 1 visits today)

Acerca del autor

Redacción

Redacción

Artículos relacionados

0 Comentarios

Sin comentarios aún

Por ahora no hay comentarios, ¿quieres añadir uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Ya disponible nuestro nuevo número

Ya disponible nuestro nuevo número

Síguenos en las redes sociales



x Shield Logo
Este sitio es protegido por
The Shield →