La empresa Call&Play celebra el próximo mes de enero su trigésimo aniversario, 30 años en los que han pasado de un pequeño local de menos de 50 metros cuadrados en Hortaleza a tener diez sedes distribuidas por toda la península, incluida Lisboa. Alquila instrumentos musicales, material de DJ y audiovisual, equipamiento de escenario y recursos para la producción en todo tipo de eventos, desde conciertos hasta mítines políticos.

La primera sede estuvo en la calle Arzúa, muy cerca del colegio Azorín y del parque Isabel Clara Eugenia. Había sido una expendiduría de pan que les alquiló el padre de un amigo por una cifra simbólica. Ahora la empresa tiene diez sedes (Madrid, Barcelona, Lisboa, Elgoibar, Valencia, Málaga, Sevilla, Ibiza, Zaragoza y desde el pasado noviembre también Palma de Mallorca) y es probablemente la mayor compañía creada en el distrito.

La empresa la fundan en enero de 1992 dos personas: Ángel Silgado, que estudió electrónica, y José Antonio de la Fuente Busta, que era músico, y aunque ya no está en Call&Play sigue vinculado al sector. Ahora trabajan casi 60 personas fijas y más de un centenar cuando llega el buen tiempo y florecen los eventos.

CON MECANO EMPEZÓ TODO

Silgado, el fundador que sigue al frente de la empresa, recuerda que lo primero que compraron fue una batería roja de segunda mano Yamaha Power Recording, propiedad de Ángel Celada, músico de Mecano. Tuvo que dejar de tocar con ella porque lo esponsorizó Mapex. Después compraron dos amplificadores de guitarra Marshall JCM 800 de segunda mano a Quimi Portet, guitarrista de El Último de la Fila, y otro amplificador para bajo Trace Elliot.

A partir de ahí, como no tenían mucho dinero, Busta vendió su moto para conseguir efectivo, mientras que a Silgado le negaron la posibilidad de abrir una cuenta en el Banco Central Hispano porque no se fían de sus pintas y al final la consiguen en la extinta Caja Madrid.

Call&Play es probablemente la mayor empresa fundada en Hortaleza

El nombre de Call&Play se lo sugiere John Helsin Cable, de la empresa Protone Pro-Rent, de Utrecht, un holandés que llevaba en su día la gira de Mecano. Precisamente, fue tras acompañar en conciertos a Mecano y a El Último de la Fila cuando se dieron cuenta de que en España no existía una empresa que ofreciera a los grupos en gira el mismo material que utilizaban en sus locales de ensayo.

La nueva empresa no tardó mucho en participar en un gran evento, ya que el mismo año de su creación se desplazaron a la Expo de Sevilla para el concierto de Ryūichi Sakamoto. Para mejorar el material que tenían, acudieron a ferias especializadas en Alemania y los Estados Unidos, y poco después acabaron participando en las primeras ediciones de festivales como Doctor Music, Benicassim, Viña Rock o Festimad, y también en los primeros de música electrónica que se celebraron en España.

Los instrumentos de Call&Play han pasado por las manos de leyendas como Chuck Berry, Paco de Lucía o Angus Young

Silgado considera que el concierto más importante que han hecho en su historia fue en junio de 2006: el 40 aniversario de Los 40 Principales en el estadio Vicente Calderón. Allí actuaron Alejandro Sanz, Amaral, Antonio Vega, Celtas Cortos, David Bisbal, El Canto del Loco, Estopa, Hombres G, Iván Ferreiro, Jarabe de Palo, Joaquín Sabina, La Unión, Loquillo, Los Secretos, Luz Casal, Malú, Manolo García, Miguel Ríos o Pereza.

Ahora ya hay músicos que reclaman que el material con el que van a tocar sea de Call&Play. A lo largo de este año, sus instrumentos han pasado por las manos de Chuck Berry, James Brown, B. B. King, Angus Young, Oasis, Amy Winehouse, Paco de Lucía, The Cure, David Ghetta, Woody Allen, Jennifer López, Shakira, Iggy Pop, Patty Smith o Van Morrison, entre muchos otros.

RENACER TRAS LA PANDEMIA

Pese a este prestigioso pasado y presente, Silgado reconoce que la empresa estuvo a punto de desaparecer en marzo de 2020, al inicio de la pandemia: “Cuando a lo que te dedicas lo prohíben, no hay forma de tener ingresos y tenemos muchos gastos. El único contacto que teníamos con nuestros clientes eran cancelaciones. Fue durísimo. Los ERTE y créditos ICO es lo que nos ha permitido salir adelante”.

Hace 20 años, por su décimo aniversario, cuando la empresa solo tenía sede en Madrid, organizaron un concurso musical en Hortaleza que ganó el grupo Los Reconoces, ya desaparecido tras publicar cuatro discos, aunque su cantante y guitarrista, Luter, sigue pisando los escenarios. La final se celebró en el centro comercial Colombia, donde Call&Play mantiene una tienda de música desde hace muchos años.

Ahora Silgado no tiene claro si van a poder celebrar el 30 aniversario. Es muy complicado reunir en un solo lugar a las casi 60 personas que trabajan en diez puntos diferentes de la península. Treinta años después, Call&Play no se puede permitir el lujo de dejar de trabajar ni siquiera unos pocos días.

Call&Play

Almacén de Call&Play en Alcobendas. JAVIER PORTILLO