Hortaleza es un distrito pionero en reciclar residuos orgánicos sin salir del barrio. Desde el pasado mes de diciembre, el Área de Compostaje Comunitario instalada en la calle Arequipa, en Mar de Cristal, la primera ubicada en la vía pública de toda la ciudad gestionada por los propios vecinos y vecinas, ha transformado en abono natural cientos de kilos de deshechos procedentes de hogares. En el colegio público Luis Cernuda, también en nuestro distrito, cuentan por toneladas el compost producido en el último año gracias a la colaboración de decenas de familias y establecimientos hosteleros. Una implicación que merecía su recompensa.

Desde septiembre, reciclar en Hortaleza tiene un premio en metálico. La moneda social Mola, acrónimo de ‘Materia Orgánica Liberada’, ya se puede utilizar en más de una veintena de comercios de Hortaleza como complemento al euro, y se obtiene depositando residuos orgánicos en las composteras del barrio: con cuatro kilos se logra una Mola, que tiene el mismo valor que un euro.

Una equivalencia con sentido. “A los madrileños nos cuesta 250 euros llevar una tonelada de residuos a incinerar a Valdemingómez, y lo que ahorramos reciclando esos residuos haciendo compost es lo que se compensa con la Mola”, explica Ángel Callejo, del Grupo de Compostaje Comunitario de Hortaleza.

¿CÓMO USAR LA MOLA?

La Mola, que es una idea de la asociación Coopera y Composta, tiene también el objetivo de crear redes de consumo más sostenibles. Y como es una moneda ecológica, no existe materialmente, y se utiliza mediante la aplicación de teléfono móvil Click Coin, muy similar al ‘Whatsapp’. Cada usuario de la Mola tendrá en esta aplicación gratuita su banco de monedas electrónicas, y para gastarlas solo tiene que hacer un sencillo pago con el móvil a los comercios del barrio que la aceptan para complementar un porcentaje de cada compra.

La Mola también se puede utilizar como moneda en grupos de consumo de productos ecológicos como el del colegio Luis Cernuda, y el objetivo de sus promotores es que en un futuro sirva también para pagar servicios municipales con la colaboración del Ayuntamiento de Madrid.

MÁS ZONAS DE COMPOSTAJE

De momento, la Mola ha empezado a circular entre las decenas de familias que participan en Grupo de Compostaje Comunitario de Hortaleza y reciclan en el área de la calle Arequipa, donde sus cuatro composteras se han quedado pequeñas. Ante la creciente demanda de vecinos y vecinas que quieren ‘compostar’, se ha incorporado en el área un bidón azul donde depositar residuos tanto vegetales como de carne y pescado que la asociación El Olivar trasladará a huertos próximos a Madrid.

Además, el Ayuntamiento de Madrid ultima la instalación de nuevas cubetas para hacer compostaje en el centro integrado Apostol Santiago de Manoteras y en la sede de la asociación Pueblo de Hortaleza, en el casco antiguo del barrio. El objetivo es que en 2019 haya seis áreas de compostaje comunitario en los diferentes barrios de nuestro distrito, como solicitaba uno de los proyectos que obtuvo financiación en la última edición de los presupuestos participativos.

(Visited 768 times, 1 visits today)

Comparte este/a entrada