Durante el encuentro habitual de usuarios y usuarias del Banco del Tiempo de Manoteras (Cuevas de Almanzora, 46), ha tenido lugar un taller de costura, al modo de Reparir Café. Ha sido una experiencia novedosa en la que la costura de ropa, gorras y mochilas se ha mezclado con la conversación y el análisis sobre el banco de tiempo, sobre la situación de este tipo de formas de relación en la que no funciona el dinero sino la moneda hora  y sobre el pasado encuentro estatal de Bancos de Tiempo del estado en el que participó Manoteras.

Una sorpresa especial fue la llegada de las hijas de uno de los usuarios del Banco del Tiempo, alguien a quien los intercambios de servicios en el banco del tiempo le supusieron un contrato de trabajo, la regulación de su situación y, finalmente, el reagrupamiento familiar.

En tanto continuaba el taller de costura, un nuevo taller de elaboración de kéfir a cargo de otro usuario vino a completar este encuentro en el que se consolida la idea de extender este modo de relación de servicios y ayuda mutua.

(Visited 185 times, 1 visits today)