¿Cómo es posible que las estanterías de las grandes superficies comerciales estén llenas de productos de compostaje importados si podemos fabricarlo en nuestras casas con el material que diariamente desechamos?

Esta es la pregunta que se hicieron Mar, Javi, Delfín y otros integrantes de la Asamblea del 15M de Hortaleza y que les llevó a poner en marcha un proyecto tan innovador como necesario en nuestro distrito: la elaboración de compostaje comunitario a partir de residuos orgánicos y vegetales para conseguir lo que, en términos ecológicos, se conoce como «residuo cero».

«Reducir, Reutilizar y Reciclar», de eso se trata, nos cuenta Delfín, también miembro de la Asamblea. «La idea es elaborar un proyecto piloto en primer lugar porque es complejo», explica.

Consejo de experto

Alfonso del Val, consultor medioambienal e impulsor de proyectos similares en diversos municipios del País Vasco, explicaba hace unas semanas en La Unión de Hortaleza cómo poner en marcha una iniciativa que implica la participación activa de colaboradores, vecinos, estudiantes y Ampas, y a la que ya se han sumado distintos grupos como Equo y Ganemos.

Los residuos biodegradables deben ser debidamente aprovechados porque, de lo contrario, «se convertirán en un enemigo mortal de la propia naturaleza, contaminando suelos, cursos de agua superficial y subterránea (incluidas las reservas de agua fósil) e incluso los mares» defiende Del Val.

¿Cómo hacerlo?

La idea es sencilla: se trata de construir una pequeña instalación cerrada y techada provista de composteras o contenedores donde las personas que hayan recibido formación en la materia depositarán los residuos orgánicos. Tras un proceso que dura aproximadamente un mes, se obtiene compost, un abono orgánico apto para la agricultura ecológica, que se utilizará para huertos urbanos o se repartirá entre los vecinos.

La segunda parte del proyecto implica la participación de los colegios. Un buen ejemplo de ello es el colegio Luis Cernuda en Hortaleza. Dispone de un pequeño huerto que se abona con compostaje generado por los alumnos. «En el comedor hay dos encargados de recoger los restos útiles y llevarlos a la compostera», explica Ángel Calleja, vicepresidente del AMPA del colegio.

«Este año hemos presentado el proyecto al personal de cocina y están muy interesados, por lo que no tardaremos en ponerlo en marcha. En las clases de los más pequeños tuvieron durante todo el curso una ‘vermicompostera’. Estaban alucinados y súper implicados”, asegura.

Escucha en el reproductor la entrevista a los promotores del proyecto de compostaje comunitario de Hortaleza en el programa Tu Ambiente de Radio Enlace (desde el minuto 13)

(Visited 643 times, 1 visits today)

Comparte este/a entrada